Buscar

Amazon hace trizas su récord de ventas por Prime Day.

El monstruo no para de crecer. Amazon, el emporio del comercio digital, dio una muestra más de su poderío al arrasar durante Prime Day, la doble jornada de ofertas y descuentos que puso en marcha el lunes y el martes y que se saldó con más ventas que el Black Friday y el Cyber Monday combinados, las fechas de mayor facturación del año para la empresa fundada por Jeff Bezos.

La firma confirmó en un comunicado que los clientes suscritos a Prime se hicieron con 175 millones de productos entre el lunes y el martes, convirtiéndolo en el evento más importante en la historia de la compañía, con una capitalización bursátil que roza el billón de dólares, la segunda por detrás de Microsoft.

Como era de prever, Bezos se mostró más que satisfecho con los resultados, destacando la actividad comercial en 18 países y el movimiento en torno a los dispositivos más populares de la marca. "Queremos agradecer a los miembros Prime alrededor del mundo", dijo. "Compraron millones de dispositivos habilitados para Alexa, ahorraron decenas de millones en Whole Foods Market, y gastaron más de 2.000 millones de dólares en productos pertenecientes a pequeñas y medianas empresas. Mil gracias a los empleados de Amazon en todas partes que hicieron este día posible para los clientes".

Sin entrar en cantidades específicas de facturación, Amazon confirmó que fueron dos días históricos para productos como el Echo Dot, el control del Fire TV y su altavoz inteligente, Alexa. También, que un número récord de miembros de Prime participaron en el frenesí consumista y que se captaron más clientes en un solo día -el lunes 15 de julio- que nunca antes en su historia. El martes se sumaron casi el mismo número de personas a los más de 100 millones que son ahora, según la última cifra oficial de abril.

Todo ese gentío contribuyó a que se vendieran 100.000 ordenadores, 200.000 televisiones, 300.000 auriculares,350.000 productos de belleza de lujo y más de un millón de juguetes en solo 48 horas. Extraño sería si los resultados del tercer trimestre no son atronadores.

Amazon aprovechó además para lanzar su servicio de entrega en el mismo día, una mejora logística con la que pretenden enganchar a más clientes incluso. En total, pusieron a disposición de sus suscriptores más de 10 millones de productos con esa opción de entrega en 24 horas.

Pero no todo fue Amazon. La iniciativa del gigante de Seattle favoreció a otras compañías que se unieron a las rebajas para sacar tajada. De acuerdo a Adobe Analytics, el número de transacciones comerciales por internet creció un 68% de media, con competidores como Target, Walmart, eBay o Best Buy metidos de lleno en el asunto.