Buscar

La comida preparada crece al ritmo del 10% en el súper.

El supermercado pugna por restar clientes al restaurante en España. Según la consultora Kantar, la venta de productos listos para comer de los supermercados crece a un ritmo del 10% y ya resta ventas directas de restaurantes y bares. La parálisis en el crecimiento del sector de la distribución alimentaria está impulsando esa vía de crecimiento entre las cadenas de supermercados, con Mercadona como referente a seguir por el resto de las cadenas. Según Kantar, las ventas de comida preparada para llevar representan el 3% de la facturación total de supermercados e hipermercados.

Mercadona ha potenciado en los últimos meses el negocio de alimentos listos para llevar lo que, dado el peso de la enseña en España (25%), ha incrementado el porcentaje general de la comida preparada en la facturación del sector. Los supermercados de El Corte Inglés ya ofrecían desde hace años comida preparada para llevar, pero la irrupción del supermercado cotidiano cambiará todavía más la oferta existente en España de opciones para comer fuera de casa. Mercadona concentra este crecimiento con el 67% del volumen del Listo para comer. Junto con Alcampo, Carrefour, Dia y Bon Preu, entre otros, ha ido transformando sus establecimientos incluyendo opciones ya cocinadas, tanto para llevar, como para comer en el súper. «En un entorno en el que la demanda de alimentos y bebidas no crece, la única forma que tiene el canal de seguir creciendo en volumen es conseguir ocasiones de consumo tradicionalmente gestionadas por otros», señaló Cristina Puchol, responsable de consumo fuera de casa de Kantar. El almuerzo es la comida donde más se busca este tipo de oferta, y los platos de carne y pizzas, los menús preferidos. Este aumento en el consumo de comida inmediata en el súper ha afectado directamente a la restauración. Casi cuatro de cada diez ocasiones que gana ese Listo para comer del supermercado las conquista a bares y restaurantes.