Buscar

El INE confirma que el IPC cerró 2019 en el 0,8% con fuerte alza de los carburantes.

El índice de precios de consumo (IPC) terminó diciembre de 2019 en el 0,8 % interanual impulsado por el alza de los carburantes y con electricidad como el grupo que más lo frena, según el dato que ha confirmado el Instituto Nacional de Estadística (INE). En diciembre la tasa de variación mensual del IPC general volvió a terreno negativo con una caída del 0,1%.

El dato, adelantado por el INE en diciembre, supone un repunte de cuatro décimas frente a noviembre y cerrar el año con una tasa más moderada que la de 2018 (1,2%).

El grupo con mayor influencia positiva en el aumento de la tasa anual fue transporte, que incrementa su variación casi cuatro puntos, hasta el 4%, a causa de la subida de los precios de los carburantes y lubricantes, frente al descenso registrado en diciembre de 2018. También influye, aunque en menor magnitud, la subida de los precios del transporte aéreo de pasajeros, mayor este mes que en 2018.

En el lado negativo destaca Vivienda, cuya tasa cae el 5%, casi un punto inferior a la de noviembre, es debida a que los precios de la electricidad bajan este mes, mientras que aumentaron en 2018.

En cuanto a la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) se mantiene en el 1,0%, con lo que se sitúa dos décimas por encima de la del IPC general.

En la tasa mensual, pesó la caída de la vivienda, un 1,1%, debido al descenso de los precios de la electricidad, y vestido y calzado, con un descenso del 2,1%, debido a las primeras bajadas de precios de la campaña de rebajas de invierno. En el lado positivo, ocio y cultura, con una variación del 2%, que se explica fundamentalmente por el incremento de los precios de los paquetes turísticos.