Buscar

AleHop abre en Maisonnave y la Playa de San Juan y alcanza las cinco tiendas en Alicante

. La cadena alicantina de tiendas de artículos de hogar Ale-Hop, conocida por la famosa vaca que franquea sus puertas de acceso, consolida su crecimiento en la capital alicantina. La firma de la familia Grimalt, basada en Ondara, ha reabierto recientemente su flagship de La Rambla tras llevar a cabo una profunda reforma, y acaba de poner en funcionamiento sus dos nuevos puntos de venta, en la Playa de San Juan y la avenida de Maisonnave, donde ya ha aplicado la nueva imagen de sus tiendas.

La tienda de la playa, en el local de 300 metros cuadrados que anteriormente ocupaba el histórico restaurante El Mayoral en la avenida de Niza, abrió sus puertas durante el puente de San José. En cuanto a la nueva tienda de la vaca en la 'milla de oro' de la capital alicantina, en la esquina propiedad de los hermanos Colonques (copropietarios de Porcelanosa) que ocupaba la franquicia de moda Macson hasta la crisis sanitaria, ha comenzado a operar durante la Semana Santa.

De esta forma, Ale-Hop eleva de tres a cinco sus establecimientos en la capital alicantina, ya que las dos aperturas de estas semanas se suman al citado local de La Rambla, recién reformado, y a las tiendas que la enseña de la vaca tiene en la estación del AVE de Alicante y el centro comercial Plaza Mar 2. Ale-Hop apuesta por locales en propiedad, aunque también recurre al alquiler, y suele buscar puntos a pie de calle en zonas transitadas, dos requisitos que cumplen a la perfección la avenida de Niza (será uno de los pocos comercios a pie de playa) y la de Maisonnave, donde la firma ya tuvo un local hace unos años.

Tras unos años en los que franquició la marca, Ale-Hop ha vuelto a centrarse en crecer con tiendas propias, y su red ronda los 200 puntos de venta en toda España sumando los dos modelos (tres cuartas partes son propias). Además de crecer en metros cuadrados, la empresa viene invirtiendo en los últimos años para renovar sus establecimientos, tanto en su imagen como en sus prestaciones tecnológicas. Asimismo, la firma puso en marcha durante la pandemia y el cierre total su propio ecommerce.

Ale-Hop es una de las empresas más rentables de la provincia de Alicante, como evidencian las últimas cuentas anuales aprobadas por el grupo, correspondientes a 2019. Con una facturación de 140 millones de euros, el doble que tres años antes, la cadena de la vaca convirtió en beneficio uno de cada cuatro euros y medio que ingresó en las tiendas, con un resultado de más de 30 millones de euros después de impuestos. La empresa se financia con recursos propios, sin recurrir a los bancos, y emplea a unas 1.300 personas.