Alicante redefine zonas y horas de carga y descarga para facilitar el reparto con vehículos ‘verdes’

El aumento de los servicios de reparto a domicilio, la llegada de nuevos operadores logísticos que han implantado centros de última milla en la ciudad, y las nuevas medidas promovidas desde las instituciones para avanzar en la movilidad sostenible ha empujado al Ayuntamiento de Alicante a iniciar un proceso de reorganización de las zonas y de los horarios de carga y descarga para racionalizar su ubicación y tratar de facilitar la tarea de la distribución.

Fuentes del equipo de gobierno, el bipartito integrado por Partido Popular (PP) y Ciudadanos (Cs), consultadas por Alicante Plaza precisaron que ya se ha iniciado conversaciones con el colectivo de conductores encargados de prestar ese servicio (en su mayoría, trabajadores autónomos), con el sector de la hostelería y la restauración y con los grandes operadores logísticos para poner en común necesidades, problemas existentes y posibles soluciones con el propósito de definir ese nuevo mapa de zonas permitidas para la carga y descarga y las franjas del día a las que se podrán llevar a cabo las entregas a particulares y el suministro de los negocios.

Todo, además, para que esas tareas puedan ajustarse a dos particularidades concretas. La primera: la reorganización de los flujos de tráfico desde el momento en el que queden completadas las obras de reurbanización de calles comprendidas en la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) del centro. Como viene informando este diario, se trata de actuaciones encaminadas a reducir carriles de circulación, ampliar aceras y fomentar los desplazamientos peatonales en ejes como el comprendido entre el Parque de Canalejas y General Marvá, hasta las escalinatas del IES Jorge Juan, la Avenida de Constitución y la calle Bailén, o la fachada marítima tanto en los tramos que afectan al Paseo de los Mártires de la Libertad, como al Paseo de Canalejas y, en una futura fase, también a la avenida de Loring.

La reforma de ese conjunto de calles obligará a reorientar los desplazamientos y redistribuir el tránsito de vehículos de gran tamaño, con la pretensión de fomentar, además, el uso de vehículos no contaminantes. Para ello, se cuenta con el apoyo de la red de cerca de 200 cámaras inteligentes ya desplegadas como desarrollo del proyecto Alicante Se Mueve que está permitiendo la recopilación intensiva de datos sobre los desplazamientos que resultan más habituales, además de la procedencia de los vehículos y su tipología, con el fin de diseñar esas nuevas rutas óptimas para los vehículos de reparto. Según fuentes consultadas, se tratará de ubicar zonas de estacionamiento temporal en el perímetro de zonas semipeatonalizadas para que los últimos metros de esos recorridos puedan realizarse con el uso de maquinaria eléctrica de menor tamaño. Así, también se podría flexibilizar y ampliar el horario para la carga y descarga, de modo que no quedaría limitado a franjas temporales de dos horas por la mañana o dos horas a última hora de la tarde, como sucede de forma general en la actualidad.

La segunda particularidad consiste en introducir en esa reorganización de ubicaciones y horarios el avance en la descarbonización a la que se impele desde instancias internacionales como la Unión Europea. Así, el bipartito estaría coordinando desde distintas concejalías la instalación de puntos de carga para vehículos eléctricos en los espacios que se habiliten para el estacionamiento temporal de los vehículos de carga y descarga (a la espera de que se acabe de regular la instalación de electrolineras mediante la ordenanza específica que ya tendría definida la Concejalía de Urbanismo desde hace meses, aunque no se ha llegado a iniciar su tramitación administrativa por motivos que se desconocen). De este modo, se favorecería el uso de vehículos no contaminantes también entre los profesionales y las empresas del sector de la distribución que todavía no hubiesen renovado sus flotas de vehículos en esa dirección.

Compromiso ante Amazon y Mercadona

De algún modo, así se puso de manifiesto en la visita girada por el alcalde, Luis Barcala, y las ediles de Empleo y Comercio, Mari Carmen de España y Lidia López, a las plataformas logísticas de Mercadona y Amazon, este lunes. En ese encuentro, el primer edil se comprometió antes sus responsables a facilitar desde el Ayuntamiento «la prestación de servicios para las tareas de reparto».

Así, señaló que se procurarían «todos los servicios municipales que sean necesarios» para seguir contribuyendo desde el Ayuntamiento con «apuestas clave para Alicante como las realizadas por dos grandes compañías de distribución como Amazon y Mercadona». «Entender cómo trabajan estas grandes distribuidoras nos ayuda a mejorar nuestra colaboración con ellas», destacó el primer edil tras la visita. «Y hemos abordado asuntos de interés común como la movilidad sostenible, el plan de bajas emisiones y su adaptación a la nueva fisonomía de la ciudad y los planes de peatonalización urbana para la distribución de artículos en el último kilómetro», añadió.

Así, ofreció a las dos compañías cuantas facilidades pueda prestar el Ayuntamiento para que sus clientes puedan estar abastecidos en el menor tiempo posible, «sin que ese servicio trastoque el ritmo de la ciudad que estamos transformando en estos momentos». De igual modo, resaltó el esfuerzo que realizan Amazon y Mercadona en la aplicación real de la inteligencia artificial en sus procesos de distribución, al tiempo que incidió en «la vital importancia que tiene, una vez más, la colaboración público-privada para que estas grandes apuestas empresariales encuentren el necesario cauce de apoyo por parte de las instituciones», según concluyó, a través de un comunicado.

Fuente: Alicante Plaza

Busca en Pateco