Comercio social: el futuro del sector está en TikTok, donde las pymes podrán competir con Amazon

Que el futuro del comercio está en las redes sociales no es ningún secreto. Sin embargo, los nuevos datos demuestran una nueva tendencia que puede cambiar el sector por completo. Los grandes nombres de la industria por fin van a tener una competencia justa, ya que estas plataformas permiten que las partes más pequeñas del tejido empresarial vendan sus productos al público masivo.

Las patronales y asociaciones del sector vaticinaron esta tendencia hace casi una década. Instituciones como la Confederación Española de Comercio (CEC) advirtieron a las pymes y autónomos que regentaban un comercio de proximidad que solo existían dos opciones de cara al futuro: «digitalizarse o morir».

En un primer momento, la decisión de crear una página web, estar presente en las redes sociales y digitalizar los procesos de venta se tomaba como la única manera de poder mantenerse en un mercado copado por grandes empresas que prácticamente impedían la entrada de nuevos negocios, aunque no aseguraban la posibilidad de poder competir con ellos.

Sin embargo, los emprendedores más jóvenes han descubierto como utilizar las redes sociales para llegar al público masivo, aprovechando su capacidad de difusión y sus nuevas funciones de e-commerce. De hecho, tal y como prometen los datos de un nuevo informe de Accenture, el comercio a través de redes sociales crecerá tres veces más rápido que el comercio electrónico tradicional durante los próximos cuatro años.

Este canal de venta, al que los expertos han denominado como comercio social, espera aglutinar el 16,7% del gasto total en e-commerce, cerca de 1.200 millones de dólares, para 2025.

Cualquier pequeño negocio puede aspirar al cliente de Amazon

Tal y como aseguran desde Accenture, esta tendencia brinda la posibilidad de que los comercios de proximidad vendan directamente en el mercado en el que actúan minoristas como Amazon. «Cualquier marca, grande o pequeña, puede vender a través del comercio social, y cualquier persona ahora puede convertirse o crear una ‘marca’ propia y llegar a un mercado directamente», señalan en su informe.

La gama de posibilidades que se abre en las redes sociales permite que hasta los influencers puedan crear y comercializar un producto, hasta tal punto de llegar a venderlo masivamente. Además, para ello, no necesitarán el apoyo de grandes compañías, como venía ocurriendo hasta ahora, ya que no tenían la posibilidad de acceder a un canal de venta tan notorio.

Es más, el 59% de las personas encuestadas por la consultora dijeron que era más probable que adquirieran un producto de un pequeño comercio descubierto en las redes sociales que navegando por internet como hasta hace poco se venía haciendo.

Por otro lado, el 44% aseguró que compraría un producto de una marca de la que jamás había oído hablar si era a través de estos canales sociales.

Cuidado con la creación de demasiados pequeños competidores

El comercio siempre se ha caracterizado por ser un sector muy desconcentrado, con un gran número de pequeñas y medianas empresas y unas pocas grandes compañías. De hecho, estas pymes han llegado a regentar casi el 99% de la industria en algunos momentos.

Sin embargo, esta situación también ponía a los pequeños competidores en un gran riesgo, ya que las ventas estaban repartidas entre demasiadas empresas, por lo que un evento que sacudiese el mercado acabaría con gran parte del tejido empresarial. Estas previsiones se vieron cumplidas con la llegada de la pandemia, lo que provocó que miles de pequeños comercios cerrasen sus puertas. De hecho, tan solo entre agosto y noviembre, el sector perdió cerca de 3.000 pequeños negocios en España, según los datos de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA).

Ahora, Accenture prevé que aparezcan muchos nuevos pequeños competidores. Si bien es una buena noticia, estos comercios de proximidad deberían tener en cuenta los eventos recientes y cimentar una buena base de negocio, presentando una solvencia y un colchón de liquidez suficiente para enfrentarse a una situación similar.

Por otro lado, la consultora ha puesto el foco en China, donde esta tendencia del comercio social está más arraigada, según sus datos. No obstante, espera que los mercados emergentes sean los que protagonicen los próximos años, con economías como la de India o Brasil.

Fuente: El Economista

 

Contenido relacionado

Fecha: 23/11/2022

Organiza: Cámara Comercio de Castellón

Modalidad: Presencial

Busca en Pateco