De la cosmética a la decoración: así queda el ‘retail’ de València tras el baile de rotaciones por la covid

Los continuos movimientos de operadores en el comercio de València han sido una tónica generalizada en los últimos meses. Un baile provocado por la disponibilidad de locales tras los duros efectos de la pandemia en los negocios. Una nueva distribución que no solo se debe al cierre de establecimientos por las restricciones, sino que también son consecuencia de los nuevos hábitos de consumo con la venta online en alza. Todo ello ha llevado a los retailers a repensar sus operativas, adelgazar su red de tiendas y renegociar alquileres.

No obstante, ahora el retail en las prinicplaes calles de València recupera el pulso. Y lo hace con el sector de la moda copando el 55% del high street del ‘cap i casal’, aunque porcentualmente en el último año han crecido las tiendas de cosmética. Asimismo, el ‘apetito’ inversor por este segmento también ha despertado con un volumen transaccionado que supera los 28 millones de euros, un 134,6% más que hace un año , según el último informe del mercado High Street en València de la consultora inmobiliaria internacional Savills.

Todo ello ha provocado que en el último año se hayan abierto un total de 19 nuevas tiendas en las principales vías comerciales de la ciudad frente a las 14 del mismo periodo hace un año. Entradas y salidas de los operadores que se explican por diferentes factores: algunos han encontrado oportunidades para tener mayor visibilidad o tamaño, pero también por las condiciones favorables de alquiler para reposicionar sus marcas.

De esta forma, más que nuevos aterrizajes en la plaza valenciana, la tendencia ha sido reubicar las tiendas a emplazamientos más ventajosos. Este ha sido el caso de la firma Project Lobster, que cambió la tienda de la ubicación secundaria en la calle Sorni a la principal Jorge Juan, mientras que Tous redujo estratégicamente su tamaño de Jorge Juan a Colón. No obstante, también han recalado en el ‘cap i casal’ firmas que no contaban con presencia como Blue Banana o Dr. Martens. Muchas lo han hecho porque la mayoría de los contratos de arrendamiento firmados incluyen rentas escalonadas. «Los propietarios están dispuestos a ajustar el esquema de alquiler durante los primeros años para impulsar el éxito de la marca. Esto es para combatir los efectos de la pandemia, sin dejar de ser competitivo con las compras en línea», explican desde Savills.

Y es que en el último año se ha producido una mejora general de las rentas en la zona prime. La calle Colón sigue siendo la más cara de Valencia, con 112 euros por metro cuadrado al mes, y Jorge Juan se recuperó significativamente subiendo hasta los 90 euros por metro cuadrado al mes, un 5,88% más. Por su parte, Don Juan de Austria registró el mismo resultado que el año pasado (80 €/ m2/mes), mientras que la calle Ruzafa ha sido la más afectada por la crisis sanitaria ha registrado un incremento interanual del 3,45%, según los datos de la consultora.
«Si comparamos las rentas de la calle Colón con las rentas de Preciados Madrid o Portal del Ángel en Barcelona, vemos que el eje prime en nuestra ciudad todavía tiene mucho recorrido», explica Ignacio Olivas, director de Savills en Valencia.

Distribución por sectores
En cuanto a la actividad por sectores, desde la flexibilización de las restricciones se ha producido un impulso en la demanda de decoración del hogar, ropa deportiva y perfumería. De hecho, según Savills, aunque la moda sigue concentrando el grueso de la actividad en la zona prime, con el 55% de los locales ocupados, se ha registrado un aumento de tiendas centradas en la cosmética, de 17 a 20, y copar ya el 11% de los bajos comerciales de la ciudad.
Así, marcas como Rituals y Freshly Cosmetics se han expandido recientemente a la calle Colón, mientras que Druni ha abierto una tienda de más de 500 metros cuadrados en la calle Don Juan de Austria. También, las firmas dedicadas al hogar han incrementado su presencia en la plaza valenciana con ejemplos como Casa Viva con una flagship en Pascual y Genis y Max Home en Guillem de Castro, que optaron por espacios amplios y con una gran fachada.
De igual modo, la ropa deportiva se está aprovechando del aumento de la demanda. Skechers, The Hoff Brand y Décimas han abierto recientemente tiendas en Colón, Jorge Juan y Ruzafa respectivamente, mientras que Decathlon también ha abierto una flagship en las antigua Galería Jorge Juan.En concreto, alrededor del 60% de las tiendas de moda se encuentran en las calles Colón (34 locales) y Jorge Juan (28 locales). Estos están compuestos en su mayoría por marcas de nivel medio. A diferencia de Madrid y Barcelona, València aún no se considera un destino demandado por las marcas de alta gama, señala Savills. De hecho, la calle Poeta Queral, conocida antaño como la ‘milla de oro’, ha despedido en los últimos tiempos a sus principales joyas y ha dado la bienvenida a establecimientos totalmente opuestos a las firmas de lujo internacionales que un día llegó a concentrar.
Todos estos movimientos han provocado que la tasa media de disponibilidad en la zona prime de València se haya situado en el 12,7%, lo que supone un mínimo aumento de 0,35 puntos básicos respecto a la cifra del año pasado. La más alta se registró en Paseo de Ruzafa, con un 29,4%, seguido de la calle Ruzafa, con un 12,5% (casi la mitad de la cifra del año pasado). Una vez más, la calle Jorge Juan solo registra un local vacío, «lo que indica que se está convirtiendo en un destino cada vez más solicitado», destaca la consultora.

Previsiones
De acuerdo con el informe, en 2021 el volumen de inversión en el sector high street de Valencia superó los 28 millones de euros (134,6% más que el año anterior), impulsado en gran medida por la venta de una cartera de cuatro locales adquirida por Swiss Life Reim a Corpfin. Las rentabilidades en la zona prime se sitúan actualmente en el 4,25 %, mientras que en zonas secundarias las rentabilidades se sitúan entre el 5,5% y 6%.
De cara a este ejercicio, la evolución en el primer semestre ha sido positiva. No obstante, la consultora advierte de que habrá que ver cómo afectan las amenazas que están afectando a la economía. Entre la demanda por segmentos de actividad, destacan los supermercados, que seguirán activos en la búsqueda de nuevos establecimientos, las marcas de hogar, cosmética, ropa deportiva y clínicas, que aumentarán sus planes de expansión por la ciudad. «Los inversores continuarán buscando oportunidades. Sin embargo, seguirán siendo cautos, dispuestos a esperar hasta que el producto adecuado esté disponible», aseguran desde Savills.

Fuente: Valencia Plaza

Contenido relacionado

Fecha: 08/11/2022

Organiza: Cámaras de Comercio de la Comunitat Valenciana

Modalidad: Presencial

Busca en Pateco