El 50% de los consumidores prevé que la economía empeore en el próximo año

La situación de España por debajo del 5 sobre 10 para la ciudadanía

España vive en una situación límite en cuanto al alza de precios se refiere. Con una inflación estimada del 10,8% en julio, de acuerdo con el indicador adelantado elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el índice se sitúa en unos niveles que no se habían visto desde septiembre de 1984. Esta situación se ha vuelto insostenible para las familias y se ha agravado durante estos meses de verano, donde hay mayor gasto relacionado con los movimientos vacacionales propios de estas fechas. Las carteras no aguantan más esta imparable alza del Índice de Precios de Consumo (IPC) y el pesimismo se ha apoderado de cerca de la mitad de los ciudadanos españoles. Según el último Barómetro Cetelem, correspondiente al mes de julio, el 48,8% de los españoles consideran que la situación general del país irá a peor durante los próximos 12 meses.

Esto supone un aumento de un 15% respecto a la percepción que la ciudadanía tenía el mes pasado (33,8%) y, comparado con el mismo mes de 2021, el alza ha sido de 22,4 puntos porcentuales.

Este aumento del pesimismo se sustenta por la reducción de personas que piensan que la situación del país se mantendrá estable o mejorará en los próximos 365 días. En la actualidad, el 32,5% de la ciudadanía cree que la situación permanecerá estable, lo que supone un descenso de 5,9 puntos respecto al mes anterior.

Del mismo modo ocurre con aquellas personas que consideran que la situación de España mejorará. En julio, solo el 18,7% de los españoles era optimista con respecto al devenir del país. Esto supone un desplome de un 9,1% respecto al mes anterior y una caída de 12,4 puntos en relación a julio de 2022.

En julio de 2021 el panorama era totalmente distinto al actual, con una percepción más optimista (o al menos estable) de la situación del país, donde crecía la percepción de estabilidad y de optimismo y se reducía el pesimismo. El conflicto en Ucrania lo cambió todo y, desde entonces, la tendencia tuvo una evolución marcada por el devenir del IPC.

Suspenso general para España

El pesimismo generalizado se traslada a la valoración general que hacen los españoles a cerca de la situación del país y de su situación personal. En ambos casos se puede observar una reducción de la valoración de ambas situaciones (evaluadas del 1 al 10).

En este apartado, los españoles consideran que su situación personal (6,38) se encuentra por encima del estado actual de nuestro país, que recibe un suspenso (4,95).

El indicador de la situación personal desciende respecto al mes anterior de 0,12 puntos (6,28 vs 6,40). En el caso de la situación general se produce un descenso más elevado de 0,27 puntos (4,95 vs 5,22).

De igual modo, a modo de comparación con julio de 2021, nos encontramos en una situación muy parecida a nivel valorativo. La nota otorgada a la situación general ha pasado de un 5,16 en julio 2021 a un 4,95 este año, lo que supone un descenso de 0,21 puntos.

En lo que respecta a la valoración de la situación personal, en julio del año pasado la nota fue de un 6,47 siendo de un 6,28 el mismo mes de este 2022 lo que supone un descenso de 0,19 puntos.

Fuente: El Economista

Contenido relacionado

Fecha: 08/11/2022

Organiza: Cámaras de Comercio de la Comunitat Valenciana

Modalidad: Presencial

Busca en Pateco