El Ayuntamiento de Benidorm allana el camino a la ampliación de Mercadona en el Mercat

El Ayuntamiento de Benidorm tiene lista la reconversión en supermercado de la parte del Mercat Municipal que queda con puestos libres. Una iniciativa que comenzó la empresa Mercadona, que está instalada en el sótano de ese edificio y que proyecta ampliar su espacio hacia esa planta. De este modo, los puestos reservados en un principio para elaboración más tradicional pasarían a ser una extensión de Mercadona.

El equipo de gobierno local llevará al próximo pleno esta propuesta, en la que el PP tiene mayoría y la puede sacar adelante sin necesidad de sumar apoyos de la oposición. Según informó el Consistorio, la idea es crear «una moderna zona de venta que sirva además como complemento a los puestos que hay en funcionamiento, dinamizando a su vez este espacio municipal e incrementando el flujo de clientes».

De este modo, el resultado distará mucho de los típicos mercados municipales de otras localidades, donde los puestos evocan a tiendas más tradicionales y el pequeño comercio local. Un concepto que no ha terminado de calar en la sociedad de Benidorm, donde los puestos en cuestión y en los que se ubicará el nuevo proyecto, han estado cerrados el 70% de ellos los últimos años.
El objetivo del gobierno popular es convertir el Mercat «en un verdadero centro neurálgico en el que ambas actividades, puestos tradicionales y supermercado, convivan y se complementen». En los pliegos, según han anunciado, establecen que la actividad de supermercado a desarrollar en esta zona de venta no puede coincidir con los puestos del Mercat que hay operativos, como carnicería, panadería o frutería.

Mercadona proyecta expandirse en el Mercado Municipal de Benidorm adquiriendo 10 puestos

Como adelantara Alicante Plaza, la opción de Mercadona pasa por adquirir en concesión demanial los puestos del 1 al 10, como así lo recogerá el pliego que tiene que salir a licitación. Solo tres de ellos están ahora mismo ocupados y con servicio de venta. Los tres empresarios han dado su consentimiento para ceder al gigante de distribución de comida sus espacios y solo uno de ellos, el 10, ha decidido trasladarse a otro puesto del Mercado Municipal. Los otros dos cerrarán la persiana para siempre por jubilación.
El informe de Contratación que acompaña la moción y al que ha tenido acceso este diario da el visto bueno a este nuevo proyecto: «La propuesta presentada por Mercadona, a mi juicio, es beneficiosa para el interés público. Por un lado se le daría uso a esa zona en la que los puestos están cerrados, creando una moderna zona de venta y por otro permitiría al Ayuntamiento amortizar los gastos que originó la construcción del Mercado».

La propuesta que va a pleno incluye acordar el cambio de uso de la zona de venta delimitada por los puestos 1 a 10, de ‘mercado’ a ‘supermercado’, que permitiría incluir la actividad de Mercadona. El licitador que se quede con esta zona de venta deberá abonar al Ayuntamiento 837.290,65 euros más IVA (un total de 1.013.121 euros) por los siete puestos actualmente desocupados y adquirir la concesión de los tres puestos ocupados. Con ese precio se cubre todo el plazo de concesión, vigente hasta el 30 de junio de 2055, tal y como figura en el informe de Intervención en el que se detalla el precio de cada uno de los puestos.

La concejal de Contratación, Aída García Mayor, avanzó algunos de los detalles que regirán esta licitación, como acreditar un volumen de negocio mínimo anual igual o superior a 1,2 millones de euros, y gestionar al menos tres supermercados de similar o superior entidad al que se propone en el Mercat. Una vez aprobados los pliegos y publicada la licitación en la Plataforma de Contratación del Estado, las empresas interesadas dispondrán de un plazo de 15 días para presentar sus ofertas.
El concejal de Comercio, Lorenzo Martínez, incidió en que “hasta la fecha los constantes intentos del Ayuntamiento para que los puestos sin actividad del Mercat se pudieran en marcha, generándose economía y empleo, no han fructificado y de ahí que ahora se plantee esta nueva alternativa con las miras puestas en lograr esos objetivos”.
Otro de los detalles sobre los pliegos está en que el adjudicatario tendrá que realizar una serie de mejoras, unas centradas en la nueva zona de venta y otras alcanzan en el conjunto del edificio. Así, recogen que deberá renovar los aseos de la planta baja y la climatización e iluminación de la nueva zona de venta, instalar un nuevo ascensor para este punto, reformar el cuarto de contadores, pintar y adecuar la zona de la dársena de carga y descarga del Mercat, renovar estéticamente la rampa mecánica que conecta la planta baja con el sótano así como la cartelería exterior de todo el edificio para darle al mismo más protagonismo y singularidad.

fUENTE

Contenido relacionado

Fecha: 23/11/2022

Organiza: Cámara Comercio de Castellón

Modalidad: Presencial

Busca en Pateco