El comercio ve en ‘Castellón central’ la puntilla: «En apenas dos años han cerrado 44 tiendas»

Las asociaciones alertan al Acord de Fadrell de «una caída en picado» con la nueva peatonalización de 745.000 m2 del centro urbano después de «sufrir las consecuencias de Covid y cámaras de tráfico»

Uno de los establecimientos que han bajado la persiana en e lcentro de la ciudad en los últimos meses.EUGENIO TORRES

Las restricciones que implicará la peatonalización del segundo anillo del centro urbano de Castellón para cumplir con los parámetros de Zona de Bajas Emisiones (ZBE) ha puesto en guardia al comercio local. Desde Castelló Espai Comercial el recelo es máximo teniendo en cuenta que «en apenas dos años han cerrado 44 tiendas», todas ellas ubicadas en el casco histórico, según ha declarado a este rotativo Charo Brocal, presidenta de Castelló Espai Comercial.

La presidenta de esta asociación de comercios del centro de la ciudad lamenta que el Ayuntamiento no preste más atención a las consecuencias derivadas de la actuación prevista en 745.000 m2 de superficie para primar la peatonalización y el incremento de zonas ajardinadas para reducir la circulación de 41.490 vehículos al día en la ‘almendra’ de Castellón.

La zona en proyecto estará perimetrada por las rondas Mijares y Magdalena, por el Oeste; la calle Cerdán de Tallada, al Norte; por el Este será acotada por calles San Roque, San Félix, Gobernador y Casalduch, mientras que por el Su, la calle Orfebres Santalínea.

Tal es la inquietud que «todas las asociaciones de comerciantes de la ciudad, incluido el Mercat Central, vamos a mantener una reunión el próximo lunes con la actual concejala de Innovación Comercial, Mary Ribera, y la alcaldesa de la ciudad, Amparo Marco, para reclamar soluciones».

Actualmente se cifra en 51.550 los vehículos a motor que transitan a diario por la zona que será peatonalizada, «debido a un uso inadecuado de las rondas de circulación de la población». La previsión del tripartito en el Gobierno local es dejar que solo circulen 10.060 conductores por esta supermanzana para rebajar la contaminación por encima de un 40%.

Para el comercio no sólo se aminorará la saturación de CO2 y acústica, como advierten desde el Acord de Fadrell. «También se producirán más bajadas de persianas al complicarse más aún el acceso al perímetro que quedará acotado con nuevas cámaras de vigilancia», que se sumarán a los 22 lectores de matrículas que funcionan ahora.

Dicho sistema de vigilancia, reactivado el pasado mes de enero tras los problemas que generó en su primera puesta en marcha en febrero de 2021 con miles de multas que luego fueron canceladas por acuerdo municipal al admitir que los usuarios no habían sido suficientemente informados sobre la medida para combatir el tráfico rodado en el centro histórico, ha sido el estoque a la crisis económica derivada de la pandemia de la Covid, aseguran.

Y ahora, la ampliación de las restricciones para entrar en el ‘Castellón central’ será la puntilla para un sector acuciado por «la inestabilidad económica, las crisis arrastradas desde hace años con la Covid-19 como remate», así como por «excesivos y fiscalizadores trámites burocráticos, el cierre de sucursales bancarias o la falta de accesos en coche al casco histórico».

Estos son los argumentos que el presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (COAPI), Francisco Nomdedçeu, a la hora de identificar los factores que llevan a los locales comerciales a tender al cierre y al vaciado de tiendas en el centro de Castellón. Todo ello sin olvidar la competencia de las grandes superficies, sin problemas de acceso en vehículo, hasta el comercio online.

35 DEVOLUCIONES DE AYUDAS POR LA COVID

La Junta de Gobierno Local aprobó este jueves incoar el reintegro de 35 de las 1.200 ayudas concedidasal comercio minorista, personas autónomas, microempresas y pequeñas empresas titulares de comercios, bares, cafeterías, restaurantes y locales de ocio nocturno de Castelló para paliar los efectos de la crisis de la Covid-19.

Según explicó el portavoz municipal, José Luis López, se trata de beneficiarios que no han tramitado ante el Ayuntamiento la documentación preceptiva.

Al mismo tiempo, el tripartito aprobó la denegación de 7 subvenciones más por no poder justificar correctamente la solicitud.

Inicialmente, en noviembre de 2020, fueron 851 las ayudas concedidas con el primer millón de euros a pymes, autónomos, comercios y locales de restauración, hostelería y ocio nocturno. Fue una nueva línea de ayudas, específicas, puesta en marcha por el gobierno municipal dirigida a sectores que se han visto perjudicados por la pandemia y las medidas de seguridad para contener el virus.

En diciembre de ese mismo año, el consistorio amplió en 400.000 euros, con la previsión de llegar a 1.200 firmas y pequeños empresarios de la capital para contribuir a contrarrestar los efectos de la crisis sanitaria del coronavirus.

Con esta segunda partida el consistorio de Castellón podría cubrir el 100% de las solicitudes presentadas, incluidas las que se quedaron pendientes de tramitar, un total de 349, con ese primer millón de euros presupuestado en su día.

Las cuantías de las ayudas fueron de 1.200 euros en caso de cierre total de la actividad y cuando las pérdidas han sido superiores al 75%, de 600 euros para la apertura con caídas de entre el 50 y el 75%, y de 300 € cuando las pérdidas se sitúan entre el 25 y el 49,9%.

La concesión de ayudas se realizó en régimen de concurrencia competitiva, estableciéndose como criterio de valoración la fecha y hora de entrada de la solicitud, reuniendo la totalidad de requisitos y documentación requerida en la convocatoria, priorizando las que sean por cierre total de la actividad.

PLANTE CONTRA LA TASA COMERCIAL

  • APEU. La futura Ley valenciana de Comercio Sostenible recoge la declaración de las Áreas de Promoción Económica Urbana (APEU) para «revitalizar áreas de especial intensidad comercial» en los municipios de la Comunidad.
  • Cuota municipal. Una vez creada la APEU, el anteproyecto de ley ya aprobado recoge que los negocios que deberán adscribirse a cada área «obligatoriamente» y aportar «contraprestaciones económicas obligatorias o cuotas», determinadas por cada Ayuntamiento.
  • Forma de gestión. En su propuesta, el Consell alega que son «nuevas formas de gestión comercial y de sus espacios» que deberán funcionar con la aportación económica que se determine en cada caso.

Fuente: El Mundo

Contenido relacionado

Fecha: 23/11/2022

Organiza: Cámara Comercio de Castellón

Modalidad: Presencial

Busca en Pateco