El Consell declarará el 25 de octubre ‘Día del Comercio Local’ para dar visibilidad a su labor

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El 25 de octubre será desde este mismo año el ‘Día del Comercio Local’ en la Comunitat Valenciana. Una efeméride en el calendario con la que se quiere «reconocer el esfuerzo» que ha realizado el sector durante la pandemia y que busca «dar visibilidad» a su labor como servicio de proximidad, personalizado y sostenible en el territorio valenciano, donde es un ‘sector estratégico’ que supone el 12% del PIB y cuenta con más de 60.000 tiendas y 120.000 trabajadores.

La iniciativa, impulsada desde la Dirección General de Comercio, Artesanía y Consumo de la Conselleria de Economía Sostenible, en colaboración con Confecomerç y Unión Gremial, y a la que más de más de medio centenar de Ayuntamientos han expresado su apoyo a través de mociones, será aprobada por el pleno del Consell del próximo 22 de octubre para poder conmemorarse ya este 25 de octubre.

Para esta primera edición se ha diseñado una campaña de cartelería y vídeos, realizados por la empresa Granissat, así como el logo que ya permanecerá como símbolo del ‘Día del Comercio Local’ en la Comunitat.

Durante la presentación de la campaña, la directora general de Comercio, Artesanía y Consumo, Rosana Seguí, ha querido «agradecer» al comercio local su papel durante la pandemia y «reivindicar su importancia en nuestras ciudades y pueblos». Según ha explicado, se ha escogido esta fecha en octubre, en medio de la ‘vuelta al cole’ y la navidad, para «potenciar uno de los meses con menos consumo» con una campaña «alegre, dinámica y festiva».

También el conseller ha reconocido al comercio de proximidad como «pieza clave» en el tejido socioeconómico valenciano por su atención personalizada, su menor generación de residuos e impacto medioambiental, su venta de kilómetro cero. Además, contribuye a regenerar espacios urbanos y distribuye la renta entre muchas pequeñas empresas frente a otros modelos de «economías depredadoras», ha apuntado.

En este escenario, la propuesta de la Conselleria de Economía Sostenible para los Presupuestos de la Generalitat para 2022 es doblar la dotación presupuestaria de las ayudas a la promoción del comercio local y a los bonos de consumo de 10 a 20 millones. Climent confía también en atraer capital de los fondos europeos Next Generation UE para la modernización y digitalización de las pymes.

Además, el conseller ha anunciado una nueva línea de ayudas a las pymes artesanas para realizar inversiones en equipamiento con un presupuesto total de 500.000 euros. Y con la finalidad de difundir y poner en valor la artesanía también está prevista la creación de una cátedra de Artesanía en la Universitat Politécnica de València (UPV)

Desde el sector, el presidente de Confecomerç, Rafa Torres, ha valorado que «ahora más que nunca es el momento de ensalzar un sector estratégico» como el pequeño comercio, tras una crisis que «lo ha azotado de lleno».

Con la relajación de las restricciones se espera iniciar «un punto de inflexión hacia mejor» con un «repunte de las ventas» que permita que el último trimestre del año se alcance el 90% de las ventas –trimestrales, no acumuladas– del último trimestre de 2019. Un 10% por debajo todavía, y no en todos los sectores, en el caso de la moda mucho menos.

No obstante, ha avisado que «hay mucho palo en la rueda con la inflación disparada, los costes de materias primas, la luz… que están subiendo costes en un entorno en el que se avecinan descuentos» y aunque «esperamos vender más, veremos como es la rentabilidad», ha puntualizado.

Además, Torres ha señalado que el pequeño comercio está notando la falta de suministros que está provocando «retrasos». «Sería una pena es que llegara Navidad, que saliera esa demanda paralizada y no hubiera disponibilidad para satisfacerla», ha lamentado.

En este contexto, Torres ha instado a las administraciones a «tomar medidas más permanentes, durante el tiempo que sea necesario, y que no sean cortoplacistas» para que «la realidad no nos supere una y otra vez».

Por su parte, el presidente de Unión Gremial, Juan Montilla, ha destacado el valor del pequeño comercio y su vocación de servicio a la ciudadanía tras un «año funesto» y ha llamado la atención sobre los problemas que arrastra el sector.

Montilla ha pedido «soluciones concretos y rápidas» a los retos del comercio local. En este sentido, ha reclamado una mejora en las líneas de subvenciones y en materia de digitalización «un equipo de trabajo especializado en comercio y ni limitarnos a formaciones de poco impacto puntuales que no solucionan el problema». Además, la cuestión de la distribución y el reparto del producto «debe estar integrado», ha agregado.

El presidente de Unión Gremial ha instado también a la Administración a «evitar vacíos legales» y a «plantar cara» ante el «abuso» de grandes distribuidoras que, según ha denunciado, «utilizan sus dotes camaleónicas para sortear limitaciones en metros de superficie hábiles y festivos aperturables».

En concreto, Montilla ha asegurado que se están abriendo establecimientos supermercados de menos de 300 m2 que en muchos casos son «extensiones» de grandes distribuidoras, «obligando a trabajar los domingos, dejando atrás la agenda 20-30 o negándose a incluir los envases retornables en sus lineales» y están «dando el remate a tantos comercios de proximidad en la Comunitat».

Fuente: Valencia Plaza

Busca en Pateco