El consumo individual aún no ha superado la recesión de 2008

La pandemia truncó la recuperación, aunque la tendencia ha mejorado, según la Fundación BBVA y el Ivie | Los 17.100 euros de media de 2021 aún están un 25% por debajo de la cota alcanzada en 2007, antes de estallar la crisis

El consumo individual sigue por debajo del nivel de 2007, antes del estallido de la crisis financiera. Y ello a pesar de que se ha recuperado de la caída sufrida por la pandemia de la Covid, con un crecimiento del 3,5% en 2021. De todas formas se encuentra un 25% por debajo del nivel existente antes de que se produjera la caída de Lehman Brothers y el tsunami que afectó a toda la economía mundial hace 15 años.

La pandemia interrumpió bruscamente la lenta recuperación del consumo individual iniciada tras la Gran Recesión, ya que en 2020 cayó hasta los 16.500 euros anuales, un 10,1% menos que el año anterior. Aunque la recuperación ha sido rápida y en 2021 el consumo alcanzó los 17.100 euros, un 3,5% más, todavía se está lejos del máximo de 22.800 euros de 2007, según un estudio el nuevo número de ‘Esenciales’, una serie de documentos divulgativos breves para estar al día en temas de actualidad, en los que trabajan la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie).

Según el estudio, la Gran Recesión, la mayor crisis desde 1929, ya tuvo un fuerte impacto sobre el consumo individual logrado a principios de siglo, que cayó un 24,7% desde la cifra máxima de 2007 hasta los 17.200 de 2014. La caída fue aún más acentuada en los hogares con más miembros, entre los que se encuentran aquellos con hijos dependientes, cuyo consumo se contrajo un 25,9%.

Más desigualdad

Además, la larga duración de ese periodo de crisis trajo como consecuencia un incremento de la desigualdad en la distribución del consumo individual, que no ha registrado ninguna mejora ni siquiera en el periodo de recuperación, entre 2014 y 2019, indican los autores. Aunque la reducción en el consumo en 2020 debida al confinamiento general de la población por el covid-19 ha supuesto una reducción de la desigualdad, la recuperación del consumo en 2021 ha venido acompañada de un nuevo aumento de la misma, como han alertado entidades como Intermón Oxfam.

Los hogares formados por personas mayores de 65 años, en general jubiladas, partían del nivel de consumo individual más reducido, 17.800 euros en 2007, y prácticamente no se vieron afectados por la recesión. Finalmente, los hogares con adultos sin hijos dependientes, que antes de la crisis gozaban del mayor nivel de consumo individual con 24.800 euros en 2007, sufrieron una caída del 26,7%, pasando a 18.200 euros en 2014, y una recuperación posterior hasta 2019 del 5,3%.

Como resultado de todo ello, si en 2007 la diferencia máxima en el consumo individual entre los tres tipos de hogares mencionados era de 7.100 euros, en 2019 fue de 1.300 euros. La pandemia ha reducido el consumo individual en los tres tipos de hogares, aunque los menos afectados, de nuevo, han sido los hogares con adultos mayores de 65 años.

Fuente: levante emv

noticias destacadas
agenda

Fecha: 29/02/2024

Organiza: Cámara Comercio de Valencia

Modalidad: Presencial

Busca en Pateco