El Patsecova entrará en vigor sin los nuevos requisitos a grandes superficies

Economía admite que el proceso está «muy retrasado» y no da plazos

El plan estratégico para el comercio con el que el Consell busca regular el crecimiento y la ordenación del sector echará a andar el próximo curso con sus artículos más espinosos todavía sin concretar. Según ha podido saber este diario, la Conselleria de Economía ya ha asumido que no llegará a tiempo de culminar el proceso administrativo que sigue abierto para poder aprobar los cuatro puntos que quedan pendientes antes del 1 de septiembre, por lo que el Patsecova entrará en vigor ese día sin las cláusulas que endurecen las condiciones para implantar proyectos comerciales de mayor tamaño.

Después de muchos años de fricciones entre la Generalitat y agentes comerciales e incluso tensiones entre los socios del Botànic, Economía aprobó a finales de 2020 su plan estrella para el comercio de la Comunitat Valenciana. Sin embargo, ya de entrada demoró su puesta en marcha hasta septiembre para que los municipios pudieran adaptarse a los cambios que implica la norma y para buscar en ese plazo un acuerdo sobre los puntos calientes del plan, que habían abierto un frente especialmente con los supermercados.

El enquistamiento estaba en que el Patsecova incorporaba la exigencia de una segunda licencia autonómica (y no solo municipal) para la apertura o reforma de locales con superficies superiores a los 1.000 metros cuadrados en zonas sensibles , cuando la barrera estaba hasta entonces en los 2.500. Aunque el texto insistía en los 1.000 metros, Economía anunció un acuerdo salomónico que lo fijaba en 1.750 metros y que convenció a la patronal del sector, Asucova.

Para introducir esos cambios abrió un periodo de consulta pública para modificar el texto, que recibió diversas alegaciones. Ahora, viendo que los plazos no cuadran y para no paralizar el Patsecova, Economía opta por dejar los artículos 38, 39, 45 y 46 en suspenso, por lo que toda superficie comercial de menos de 2.500 metros no tendrá exigencias añadidas por el momento pese a la entrada en vigor del plan estratégico.

El proceso «requiere muchos informes» y va «muy retrasado», confirmó ayer a este diario Rosana Seguí, directora general de Comercio, Artesanía y Consumo de la Generalitat. Según detalló, la conselleria de Rafael Climent se encuentra en estos momentos analizando las alegaciones recibidas, una de ellas interpuesta por Eurofound, el socio valenciano de los promotores de Intu Mediterrani. Cabe recordar que los 1.750 metros servían a los supermercados para esquivar el impacto del plan, ya que prácticamente ninguno supera esta extensión, pero sí chocaba con los grandes centros comerciales.

No se descartan modificaciones
Una vez revisadas, Economía redactará un nuevo informe que a su vez deberá ser sometido otra vez a exposición pública. Un «proceso farragoso» en el que intervienen muchos organismos y que impide a la directora general poner una fecha sobre cuándo podrían incorporarse los cuatro artículos demorados.

De esta forma, está por ver si finalmente la frontera para esa doble licencia se establece en los 1.750 metros. Un punto que Seguí no se atreve a confirmar. «Economía veía bien este acuerdo, pero no se pueden descartar modificaciones», reconoció ayer.

Por su parte, Asucova consideró positivo que estos artículos sigan su camino en paralelo a la aprobación del Patsecova, ya que aporta «seguridad jurídica». «No podía entrar en vigor algo que a su vez está siendo modificado», añadieron desde la patronal de supermercados. Asucova remarcó además su confianza en que finalmente salgan adelante «en los términos actuales».

Fuente: Levante emv

Contenido relacionado

Fecha: 23/11/2022

Organiza: Cámara Comercio de Castellón

Modalidad: Presencial

Busca en Pateco