El programa Amunt Persianes para fomentar la actividad económica crece en 500.000 euros

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de València ha aprobado este viernes un aumento de 500.000 euros del crédito destinado a la convocatoria de subvenciones del programa ‘Amunt Persianes’, una iniciativa que busca fomentar e incentivar la actividad económica de los barrios de la ciudad.

Así lo ha indicado el concejal de Hacienda y de los Sectores Económicos y Empleo, Borja Sanjuán, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Local. A través de ‘Amunt Persianes’ el consistorio valenciano otorga hasta 20.000 euros a quienes comienzan una actividad empresarial en un local que estaba cerrado.

El programa otorga una mayor cantidad de dinero si en esas zonas hay una baja actividad comercial, como ha precisado Sanjuán, que ha señalado que el objetivo es «abrir comercios y favorecer la actividad en barrios en los que hay una gran acumulación de bajos comerciales vacíos» y que «al final son fuente de inseguridad y degradación».

El responsable municipal ha comentado que ya se han recibido 167 solicitudes y ha detallado que ya se han abonado 64. «Supone que 64 comercios ya han podido abrir gracias a estas subvenciones y otros ocho lo van a hacer en breve», ha afirmado el edil. Ha apuntado que «ante la gran cantidad de solicitudes se va ampliar el programa con otros 500.000 euros que van a permitir la apertura de entre 40 y 45 nuevos comercios durante este mismo mes».

Además, está previsto hacer otra nueva ampliación de crédito que pueda atender a cerca de 50 nuevos beneficiarios. «El objetivo es que todas las personas que decidan abrir un comercio a través de este programa puedan recibir esta subvención de hasta 20.000 euros o el 80 por ciento de la obra necesaria para poner en marcha su actividad», ha agregado Sanjuán.

Igualmente, la Junta de Gobierno Local ha dado luz verde a ampliar las ayudas para promover nuevos comercios y consolidar los existentes con una partida extra de 70.000 euros, como ha apuntado el vicealcalde, Sergi Campillo, que ha comparecido junto a Sanjuán en la rueda de prensa.

Las actuaciones que pueden beneficiarse de esta iniciativa son el alquiler del local comercial, la implantación de sistemas de calidad, la realización de cursos de formación comercial no reglada, la participación en plataformas individuales o conjuntas de comercio electrónico, así como gastos de asesoramiento, seguros o campañas de publicidad.

Las prestaciones se dirigen a personas físicas y jurídicas, cooperativas, sociedades civiles, comunidades de bienes legalmente constituidas y otras entidades sin personalidad jurídica que realicen su actividad en establecimientos comerciales abiertos al público en la ciudad de València y sean personas autónomas, pequeñas empresas o microempresas.

Ordenanzas fiscales

Por otra parte, Borja Sanjuán ha manifestado que en la Junta de Gobierno Local se ha abordado la modificación de 14 artículos de la Ordenanza Fiscal General con vistas a la elaboración de los presupuestos municipales de 2023.

«No solo congelamos todos los impuestos y tasas del Ayuntamiento de València, sino que introducimos algunas novedades en beneficio de los vecinos y vecinas» de la ciudad, ha asegurado el titular de Hacienda. Entre las novedades, ha citado la posibilidad de obtener la domiciliación de recibos a través de la web municipal; la bajada del recargo por autoliquidaciones presentadas fuera de plazo, que pasará del 20% al 15%; o la bajada del importe mínimo fraccionable de los 350 los 100 euros.

«Va a beneficiar a los vecinos y vecinas con rentas más bajas que van a poder fraccionar de manera más sencilla y cómoda sus pagos», ha comentado respecto a esta última medida. El edil ha manifestado que también se han anunciado nuevas bonificaciones en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), como la del 95% a comercios emblemáticos de la ciudad que tienen más de 100 años o del 95% a quienes viven en viviendas de alquiler público municipal.

A estas propuestas se suman una bonificación a las empresas o autónomos que realizan actividades al aire libre, «las últimas que han recuperado la normalidad desde que se introdujeron las restricciones sanitarias» por la pandemia de la Covid-19.

Además, se contempla la exención del pago de tasas por un periodo de dos años a quienes inicien su actividad en puestos de los mercados municipales que llevan tiempo cerrados. Esta medida afecta a 84 puestos. «La idea es que no existan puestos vacíos en los mercados y reactivar la actividad y el comercio de proximidad», ha remarcado Borja Sanjuán.

Fuente: Valencia Plaza

Contenido relacionado

Fecha: 08/11/2022

Organiza: Cámaras de Comercio de la Comunitat Valenciana

Modalidad: Presencial

Busca en Pateco