Hacienda ya tiene su ‘tasa Amazon’: grava el reparto a domicilio e incluye a El Corte Inglés, Ikea y Carrefour

El grupo de expertos propone a Montero un impuesto a «la ocupación» del espacio público en «las entregas a domicilio de paquetería»

El grupo de expertos para la reforma fiscal ya ha presentado a María Jesús Montero su modelo de tasa Amazon. Y según lo recogido en el Libro Blanco que guiará los pasos de la ministra de Hacienda en el ámbito impositivo, este impuesto no debe imponerse sólo a las compañías de comercio por internet, como la propia Amazon o AliExpress, sino que se tiene que extender a lo que denominan «comercio tradicional». Por ejemplo, El Corte Inglés, Carrefour o Ikea, empresas que se citan explícitamente por el notable volumen de pedidos y repartos que acumulan.

El Comité recomienda la opción de establecer «una tasa local por la ocupación del dominio público que se produce como consecuencia de la entrega a domicilio de paquetería», se apunta en el documento, a lo que se añade que «el tributo no debería recaer exclusivamente sobre el comercio por internet, aplicándose también sobre el comercio tradicional cuando se realice el presupuesto de hecho del gravamen, para evitar tratamientos discriminatorios».

Los expertos también analizan y toman como referencia el caso de Barcelona, que estudia la implantación «de una tasa que grave las entregas a domicilio de envíos por los operadores postales». «La tasa se justifica por motivos fiscales, económicos, de ordenación territorial, urbanísticas y ambientales» y «el hecho imponible sería el estacionamiento de vehículos de tracción mecánica en las vías públicas para la prestación de servicios postales».

Ada Colau plantea que no se aplique el impuesto a «las entregas a domicilio en vehículos de menos de cuatro ruedas [riders], autónomos, transportistas de reparto de mercancía entre empresas y entrega de paquetes en puntos de recogida». Sin embargo, los expertos no comparten totalmente este punto ya que consideran que «las actividades o entregas que deberían excluirse o gravarse en menor medida deberían ser limitadas y tener una clara justificación objetiva». Esto es, que se debería aplicar de manera casi generalizada.

LA FISCALIDAD DEL SIGLO XXI

Esta medida forma parte de esa fiscalidad adaptada al siglo XXI que Montero quiere desarrollar, que es una parte sustancial del encargo que hizo Hacienda y a través de la que el Gobierno quiere elevar los ingresos de manera sustancial. En el caso concreto de la tasa Amazon, los expertos no ofrecen una cifra concreta aunque consideran que su impacto individual no será excesivamente elevado.

Pero si se encuadra en esa nueva fiscalidad, las situación cambia. Con la tasa Google, por ejemplo, Hacienda estimó que recaudaría casi 1.000 millones de euros durante el pasado año. El dato se quedó muy lejos, ya que apenas llegó a los 240 millones. Pero en el Ministerio consideran que en 2022 el impuesto se comportará mucho mejor, esto es, que se recaudará una cifra mucho más elevada.

Además, la propia compañía Amazon ya anunció en 2021 que comenzaría a aplicar esta figura y, muy importante, a repercutirlo contra el usuario. Ese usuario, en gran medida, es la clase media y trabajadora, y si se crea una tasa adicional directamente para esta compañía, Ali Express, El Corte Inglés, Ikea o Carreforur, es fácil intuir que muy probablemente se le aplicará un nuevo recargo al comprador.

Aunque también se debe tener en cuenta que la invasión de Ucrania por parte de Rusia ha cambiado completamente el contexto en el corto plazo, e incluso ha frenado la ambiciosa reforma fiscal de Montero. No eliminado, pero sí ha hecho que se posponga la fuerte subida de impuestos, incluida la tasa Amazon o los incrementos medioambientales que Hacienda decida tomar de las numerosas recomendaciones que los expertos hacen en este ámbito.

«CLARAMENTE ANTIECONÓMICA»

Ya lo dejó claro la ministra de Hacienda cuando recibió la documentación, y ayer, su sucesora como portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, hizo lo propio al afirmar el Ejecutivo no contempla «ninguna subida fiscal en este momento». «Valoramos el trabajo de los expertos, que han contribuido a marcar una orientación de la política fiscal, pero que es previo a esta situación que ahora acontece», subrayó en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros extraordinario que se celebró este viernes.

Esto, sin embargo, no ha evitado que las reacciones desde la publicación del documento se sigan sucediendo y, también ayer, la patronal catalana Foment del Treball calificó la propuesta como «claramente antieconómica» al tiempo que mostró su temo de que el informe sea «una excusa para subir impuestos». Y «las empresas y las familias», apuntaron, «no pueden soportar más presión fiscal».

Fuente: El Mundo 

 

 

Contenido relacionado

Fecha: 23/11/2022

Organiza: Cámara Comercio de Castellón

Modalidad: Presencial

Busca en Pateco