La electricidad baja un 15,4% en un año, pero los alimentos suben a ritmo récord

El precio de la luz restó un punto y medio a la inflación el mes pasado, según los datos definitivos de IPC publicados este martes por el INE. Según el instituto estadístico, los precios de la electricidad (en el mercado regulado, el único que tiene en cuenta el INE) bajaron el 22,4% en el mes y un 15,4% en el año. Es la primera vez que los precios de la luz bajan en términos interanuales desde febrero de 2021. Así, el apartado de vivienda, donde se engloba el precio de los suministros domésticos, ha sido el principal responsable de la caída del IPC, que pasó del 8,9% al 7,3% en octubre. El dato, adelantado a finales del mes pasado, ha sido confirmado hoy por el INE.

Donde sigue la presión alcista de los precios es en la alimentación, que suben un 2,3% en el mes y un 15,4% en términos interanuales, el máximo desde que empezó la serie histórica. Harinas, pastas alimenticias, leche, carne de ave, huevos, mantequilla, legumbres o azúcar se disparan más del 20% sobre el año pasado, con alzas de hasta el 42% en el azúcar (que solo en octubre sube el 27%) o en 37% en la harina. Estas partidas aportan 2,3 décimas al IPC. La inflación subyacente, que no tiene en cuenta alimentación ni combustibles, se mantiene en el 6,2%.

Octubre también es mes de nueva temporada en el sector textil, que se tradujo en una subida mensual de, 8,5%. En términos anuales, no obstante, los precios se moderan y suben un 1,4% por el efecto escalón del año pasado, por lo que la contribución del apartado de vestido y calzado es negativo en 17 décimas. Igualmente, los precios de los combustibles suben un 1,4% en el mes, pero el impacto en el IPC interanual es prácticamente neutro porque subieron algo más en 2021.

Este efecto escalón está ayudando al control de los precios: el IPC saltó 1,4 puntos entre septiembre y octubre de 2021, por lo que la comparativa interanual favorece incrementos menores de los precios en 2022. De hecho, los precios el mes pasado subieron un 0,5% sobre septiembre, principalmente por los alimentos y a pesar de la bajada del 22,5% en la luz.

El efecto escalón hace, junto a la caída de la luz, que las medidas de la administración para limitar el precio de la electricidad (rebaja del IVA e impuestos especiales) hayan dejado de tener impacto en los precios. De hecho, el IPC a impuestos constantes es más alto que el IPC general (7,7% frente a 7,3%).

El dato de ese mes refuerza, así, el diferencial negativo de inflación con Europa, que se amplía hasta los 3,4 puntos toda vez que el IPC armonizado en la eurozona está en el 10,7%. Además del menor precio de la luz en la península ibérica y la mejor situación de suministro de gas, también ayuda el efecto escalón, puesto que la inflación repuntó en España antes que en la UE.

De las aproximadamente 200 categorías de artículos del INE, 65 presentan todavía fuertes subidas de precios, de más del 10%, y otros 43 entre el 5% y el 10%. La presión inflacionista es mucho más moderada en otras partidas, y 65 suben menos del 3%, incluyendo en esas cifras las 14 rúbricas que bajan, incluyendo electricidad.

Fuente: Cinco Dias

 

Busca en Pateco