La importancia de simplificar el proceso de pago online para ayudar a convertir las visitas en compradores

El comercio electrónico ha tomado carrerilla en los últimos años para consolidarse como una forma esencial de consumo de bienes y servicios. Pero el verdadero punto de inflexión en las tendencias de compra y venta de consumidores y empresas ocurrió el pasado año, cuando cambió fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y compramos. Muchos consumidores y empresas entendieron, por primera vez, que tener presencia online ahora es un requisito indispensable, en lugar de algo «conveniente».
De hecho, muchos negocios físicos, especialmente aquellos que carecían de una plataforma de comercio electrónico antes de la COVID-19, se vieron obligados a echar el cierre. Durante el primer semestre de 2020, en España más de 207.000 empresas cerraron, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Otras vieron la oportunidad de adaptarse a una situación que provocó que la compraventa de productos en ese periodo de tiempo se disparara y puso de manifiesto la necesidad de agilizar e impulsar las plataformas de pago online.
La llegada de la COVID-19, junto con la celebración de días clave como el Black Friday, el Cyber Monday o el Singles Day en 2020, provocaron un incremento del 36% en las ventas del comercio electrónico en nuestro país y, gracias a este aumento, España se posicionó como el tercer mercado con mayor crecimiento en 2020, por detrás de Argentina y Singapur, según datos del informe de eMarketer de 2020. Ahora, más que nunca, los negocios online y las plataformas de pago seguras y fiables son necesarias para la prosperidad de estos negocios.

El reto empresarial del ecommerce: las líneas entre lo físico y lo digital han desaparecido
Sin embargo, el futuro del comercio electrónico no es un camino de baldosas amarillas. El comportamiento de los consumidores y los diferentes entornos lo condicionan. Hoy, atraer nuevos clientes, aumentar la fidelización de los actuales para que compren más habitualmente, reducir el abandono del carrito y abrirse a nuevos mercados para ampliar la cartera de clientes son solo algunos de los grandes retos a los que se enfrentan las empresas.
La capacidad de adaptarse a las preferencias cambiantes de los consumidores – como la mayor preferencia por las experiencias omnicanal – es crucial, y es importante que las empresas se cuestionen si sus operaciones actuales se ajustan a las necesidades futuras.

En este sentido, las empresas se enfrentan a un entorno en el que los consumidores son cada vez más exigentes. La captación de nuevos clientes online y la necesidad de convencer a los consumidores escépticos obliga a las empresas de retail a tener en cuenta sus demandas: desde ofrecer un contenido atractivo con información detallada y fiable del producto y con apoyo multimedia (con imágenes de calidad o realidad aumentada para una experiencia más completa); atención personalizada 24/7; canales de compra fáciles de navegar, así como sistemas de envío, recogida, devolución y métodos de pago que faciliten la experiencia del comprador online.
Asimismo, las empresas deben adaptarse a las necesidades de un cliente que cambia regularmente de dispositivo y de canal de venta a lo largo del proceso de compra. Hoy en día, las personas no necesitan elegir entre comprar en una tienda física u online, sino que pueden buscar información de una nueva colección de ropa desde su ordenador, ir a la tienda para probarse los pantalones que le han gustado y, mientras están en el vestidor y para evitar colas, comprarlos en la página web. Es lo que los expertos del sector denominan «Show rooming» (probar el producto en la tienda física para luego comprarlo online). Según el estudio de ecommerce del IAB, si en 2020 la preferencia de combinar las compras online y offline se situaba en un 52%, en los próximos años la tendencia apunta a que esta fórmula será una opción para el 78% de los usuarios.
Las líneas entre lo físico y lo digital han desaparecido y las empresas deben remodelar sus modelos de negocio.

Simplificar el momento de pago para ayudar a mejorar la experiencia de compra y reducir el abandono del carrito
Ahora bien, independientemente del dispositivo escogido y del lugar de compra, las empresas deben ser capaces de conectar estos canales (web, móvil, app, marketplace o una red social donde sería interesante hacer hincapié en el social selling) para ofrecer una experiencia de compra fluida, coherente, fácil y rápida.
Al comprar online, los clientes quieren dos cosas: que su información esté segura y protegida y que el proceso de compra sea rápido y cómodo. Es por eso por lo que simplificar el proceso de pago – por ejemplo, no pedir a los clientes que se registren para finalizar la compra, ni ningún paso innecesario – y ofrecer un método de pago fiable y seguro ayuda a disminuir el abandono del carrito y a que los visitantes se conviertan en compradores.
Así lo demuestran los datos de un informe reciente de Nielsen, comisionado por PayPal, de octubre de 2019 a septiembre de 2020, según el cual los consumidores que ven el logo de PayPal en la etapa de pago tienen un 36% más de probabilidades de completar su compra en comparación con otros métodos de pago. Este porcentaje es más elevado en el caso de los productos de belleza y cosmética, en los que los clientes son un 57% más propensos a realizar la compra, seguido de los productos de alimentación, con un porcentaje del 27%, y la ropa, que se sitúa en el 23%. Y esto es, especialmente, porque entre las ventajas de PayPal se encuentra la comodidad de no tener que ingresar información de pago a la hora de realizar el pago y la confianza de contar con la «Protección al Comprador» en compras elegibles.
Pero esto no ocurre solo en la última etapa del proceso de compra ya que, a menudo, cuando los clientes visitan un sitio web, antes de empezar a navegar entre los productos, comprueban cómo deberán pagar. En esta línea, el estudio de Nielsen comisionado por PayPal, de octubre de 2019 a septiembre de 2020, concluye que, cuando el logo de PayPal está visible en la web, los usuarios tienen casi el doble de probabilidades de comprar. Las tiendas online de ropa son las que más se benefician de esta visibilidad, ya que las posibilidades de compra casi se cuadruplican. Además, en el caso de las compras de artículos de moda, los usuarios de PayPal tienen un 8% más de probabilidades de promocionar al comerciante que los usuarios que no utilizan PayPal.
Por este motivo, además de las otras ventajas, grandes firmas como Mayoral, Mango y Dressinn utilizan los productos y servicios para empresas de PayPal.

Tendencias del ecommerce en España
El impulso que ha experimentado el comercio electrónico en España en el último año y el hecho de que casi 22,5 millones de españoles (un 72%), de entre 16 y 70 años, sean ya compradores online, según el Estudio Anual de eCommerce 2020, elaborado por IAB Spain y Elogia, apunta a la consolidación de este modelo de negocio y, en consecuencia, a la necesidad de las empresas de apostar por plataformas y métodos de pago online. Además, la celebración de fechas clave para la compra de bienes y servicios online, como el Black Friday o el Cyber Monday, están ayudando a que el comercio online sea una realidad y amplíe cada vez más la variedad de públicos a los que pueden dirigir sus productos y servicios.
En este sentido, las tendencias apuntan a que el sector minorista verá incrementado su número de ventas online en los próximos años, especialmente los sectores de la moda y de la alimentación, dos de los que más han crecido el pasado año. Y, aunque en el comercio minorista seguirá existiendo una dualidad entre las ventas tradicionales y las online, las compañías que sean capaces de llevar una estrategia de negocio que ofrezca fiabilidad y seguridad, y traten con clientes 100% online, tendrán mucho terreno ganado.
Así pues, aunque la convivencia del negocio físico y online será todavía una realidad en 2021, el comercio electrónico viene pidiendo cambios acelerados para que las empresas se adapten a un entorno cada vez más globalizado y con grandes ventajas. Tener una visión global para desarrollar una estrategia correcta y flexible ante los posibles imprevistos resulta crucial y esto pasa por trabajar con aquellos socios comerciales con amplia experiencia en la creación de sistemas fiables para empresas y usuarios y en experiencias de compraventa óptimas.

REALIZADO POR UE STUDIO
Este texto ha sido desarrollado por UE Studio firma creativa de branded content y marketing de contenidos de Unidad Editorial, para PAYPAL.

Fuente: Expansión

Contenido relacionado

Fecha: 23/11/2022

Organiza: Cámara Comercio de Castellón

Modalidad: Presencial

Busca en Pateco