La mitad de los consumidores ya tira de ahorros para pagar los gastos diarios

La escalada de precios y la crisis energética están vaciando la hucha de los hogares españoles, a los que ya no les da el sueldo para asumir el aumento del coste de la vida. La mitad de los consumidores está sacando dinero de sus ahorros para cubrir los gastos del día a día, según la encuesta El Pulso del Consumo que la consultora McKinsey&Company ha realizado a nivel europeo (Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y España) para medir el sentimiento del consumidor ante la actual crisis.

Casi todos los encuestados (el 95%) han percibido una subida de precios, sobre todo de los alimentos, la energía y también en los restaurantes. El 65% cree, además, que estos seguirán incrementándose.

El encarecimiento de la vida ha llevado a muchas familias a tener que tirar de ahorros, y vaciar así esa hucha que acumulamos durante la pandemia, cuando no se podía viajar ni salir. También estamos recortando el gasto, sobre todo en todos aquellos productos que no son esenciales, según este estudio realizado entre más de 5.000 consumidores europeos entre el 23 de septiembre y el 2 de octubre de este año.

«El pesimismo con respecto a la recuperación económica se mantiene en niveles nunca vistos en los años anteriores, superando inclusive el momento más álgido de la pandemia», señala Ignacio Marcos, socio senior en la consultora y coautor de este informe, que cree además que «la demanda se enfrenta a grandes cambios, con un 84% de los españoles que han modificado sus hábitos de compra en los últimos tres meses».

MÁS GASTO

Sólo en octubre los españoles aumentaron su gasto en la cesta de la compra un 10,8% respecto a un año antes, según los últimos datos publicados hoy por NielsenIQ. Esto fue por el incremento de los precios (del 11,5% respecto a un año antes), pero no porque compráramos más cantidad de productos, pues el volumen cayó el 0,6%

Según Carlos Sánchez, socio de McKinsey & Company y coautor del estudio en España, «se observa que aumenta el gasto en productos de primera necesidad a causa de la inflación y disminuye, por decisión consciente de recortar gasto, en las categorías más discrecionales».

«Para paliar el efecto de la subida de precio en la cesta de la compra básica, seis de cada diez consumidores están buscando alternativas más económicas a la hora de adquirir alimentación o productos de primera necesidad optando por marca blanca o cambiando de tienda», añade el experto.

Según el informe de Nielsen, la marca blanca ya alcanza un 42,8% de peso en el total de la compra. En alimentación (excluyendo productos de droguería e higiene) supone la mitad de la cesta, con el 49,5% del total, frente al 50,5% de la marca de fabricante. Si el gasto en marca blanca crece un 18,6% (en parte por la subida de precios, que es el 16%), en las marcas del fabricante cae un 3,7%, a pesar de haber experimentado un encarecimiento del 9,6%.

Según Patricia Daimiel, directora general de Nielsen para el Sur de Europa, «hay que ver cómo se comporta el consumo en la actual campaña de Navidad, ya que aunque muchos españoles están recortando gastos para hacer frente a la subida en los costes de energía y alimentación, nuestra encuesta más reciente dice que un 60% de los españoles no variará su presupuesto en estas fiestas, respecto al año pasado».

Fuetne: Nielsen

Contenido relacionado

Fecha: 23/02/2023

Organiza: Cámara Comercio de Valencia

Modalidad: Presencial

Busca en Pateco