Los carros de la compra se llenan cada vez más de marcas blancas ante la escalada de los precios

En su reciente comunicación de resultados del primer semestre del año, el Grupo Dia aseguraba que el peso de su marca propia en la cesta ha aumentado hasta el 51,7% en España, frente al 47,7% en el mismo periodo del año anterior. Lo que está ocurriendo en esta cadena no es un hecho aislado. Ante el avance imparable de los precios de la alimentación, los consumidores se están refugiando cada vez más en las denominadas “marcas blancas” para estirar sus presupuestos.
Todos los análisis constatan un avance que coloca su peso ya cerca del 50%. El más reciente ha sido el realizado por Aldi. En su “Estudio sobre la marca propia en España” de este mismo mes asegura que la marca propia ya representa el 42% del gasto medio de los consumidores españoles en los supermercados (sin productos frescos), dos puntos porcentuales más que en 2021 y 3,5 puntos más que en 2019. Además, el informe asegura que este año se ha producido el mayor incremento en el volumen que representa este tipo de productos en la cesta de la compra. En concreto, ha pasado de un 51,5% en abril de 2021 a un 53,1% en abril de 2022, aumentando en casi dos puntos porcentuales.
La consultora Nielsen, en su último análisis publicado el mes de mayo, también asegura que las marcas de distribución han crecido en valor un 11,8% en lo que llevamos de año. Por cuota de mercado, suponen ya un 43% del total de las ventas de productos, frente al 57% de las marcas de fabricantes, según Nielsen. Unos resultados que están en sintonía con los del informe de finales de mayo ”Marcas de distribución: Hábitos de compra, valor de marca y sostenibilidad” del EAE Business School. El trabajo documenta un aumento notable de las marcas de distribución de unos aproximadamente siete puntos en los tres últimos años (2019-2021), llegando su cuota de mercado a un 46,2%.
El precio es el gran catalizador de este crecimiento de las marcas blancas. “En este momento, las marcas de distribución están muy bien posicionadas para seguir creciendo, ya que el momento de crisis e inflación, las beneficia debido a su bien reconocida relación calidad precio”, explica Álex Alegret, autor del informe y profesor de EAE Business School. El estudio de Aldi asegura que los motivos que han llevado a los consumidores a incrementar su compra en los últimos años con un mejor precio que otras marcas (58%), que tienen una mejor relación calidad-precio (51%) y que ha aumentado la oferta en el supermercado (40%). El pasado mes de mayo, el consejero delegado de Dia en España, Ricardo Álvarez, ya reconocía que «estamos viendo en el consumo una traslación grande a la marca blanca, vuelve a crecer bastante, porque la gente está buscando cestas de compra más baratas”.
Respecto a la calidad de estos productos, fuentes del sector aseguran que, aunque ha mejorado en los últimos años, las marcas de fabricante siguen figurando como las mejores en este aspecto en todos los sondeos que se hacen entre los consumidores. Algo que, añaden, empuja a pensar que la principal ventaja de las marcas blancas y lo que impulsa su consumo son sus precios. A este respecto, el estudio de EAE destaca que aunque el principal motivo que impulsa a los consumidores a elegir uno u otro supermercado es su proximidad, una vez que entran en el establecimiento, es el precio el principal motivo de elección al hacer las compras.

Fuente: La Razon

Contenido relacionado

Fecha: 08/11/2022

Organiza: Cámaras de Comercio de la Comunitat Valenciana

Modalidad: Presencial

Busca en Pateco