Los supermercados piden más plazo al Gobierno para demostrar que no están aprovechando la rebaja del IVA para inflar sus márgenes de beneficio

Los supermercados piden más plazo al Gobierno para demostrar que no están aprovechando la rebaja del IVA para inflar sus márgenes de beneficio

Los supermercados han pedido más plazo al Gobierno para demostrar que no están aprovechando la rebaja del IVA de los alimentos para inflar sus márgenes de beneficio, algo expresamente prohibido en el decreto anticrisis que regula esta medida temporal que se puso en marcha para contener la escalada de la inflación. Según ha podido saber EL MUNDO, varias cadenas han solicitado ampliar el margen temporal que les había dado inicialmente el Ministerio de Consumo para remitir las cuentas que acreditan que, efectivamente, están trasladando de manera correcta el descuento impositivo a los clientes.

El pasado mes de febrero, el departamento que dirige Pablo Bustinduy dio un golpe de efecto anunciando una iniciativa que su predecesor en el cargo, Alberto Garzón, no había llevado a cabo hasta la fecha. Las autoridades de Consumo abrieron una investigación a los principales distribuidores minoristas que operan en el país enviando «requerimientos de información a las cadenas de supermercados para comprobar si están trasladando correctamente a los consumidores la reducción del IVA», según comunicó el Ministerio, que evitó especificar a qué empresas concretas se había solicitado esta información.

Pues bien, dos meses después de aquel anuncio, Consumo todavía no ha concluido la investigación porque «algunas cadenas han pedido ampliación de plazo y se les ha concedido», tal y como explican fuentes del Ministerio que aclaran que los plazos pueden suspenderse por distintas razones, «dependiendo de las circunstancias que aleguen los operadores económicos a los que se solicitan requerimientos de información». En cualquier caso, desde el departamento de Bustinduy avanzan que «todos han entregado ya la información requerida y ahora mismo se está estudiando».

En paralelo, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) mantiene a los supermercados bajo vigilancia. En julio de 2023 publicó un primer informe en el que certificó que las cadenas de distribución sí estaban trasladando correctamente el IVA reducido a los precios finales, en base a la información recopilada entre enero y mayo de ese año, es decir, durante los primeros cinco meses de la medida en vigor. Y, según avanzaron fuentes del Ministerio de Economía a EL MUNDO, el supervisor está trabajando en un nuevo informe de evaluación de la medida actualizado.

A la espera de ese informe, por ahora, la única referencia estadística disponible para fiscalizar la evolución de los beneficios de las empresas del sector es el observatorio de márgenes empresariales que elabora el Banco de España. En su última actualización, ayer mismo, constató que, en el segundo semestre de 2023, los márgenes sobre ventas de la cadena agroalimentaria aumentaron ligeramente, pero con una evolución heterogénea en sus distintos subsectores: mientras los márgenes en la agricultura aumentaron, en la industria se mantuvieron «en niveles muy inferiores a los anteriores a la crisis energética», si bien parecen «haber iniciado una senda de recuperación hacia los niveles previos a la pandemia». En cambio, los márgenes en el comercio de alimentos encadenan descensos desde 2021, sin que se reviertan las contracciones experimentadas durante el shock energético.

Mientras los ministerios de Economía y Consumo mantienen a los supermercados bajo vigilancia para asegurarse que están trasladando la totalidad del descuento impositivo a los precios finales que pagan los consumidores y no están aprovechando la coyuntura para engordar sus márgenes de beneficio, la industria alimentaria prepara el terreno para pedir al Gobierno que mantenga la rebaja del IVA en los productos básicos, al menos, hasta final de año. La medida caduca el próximo 30 de junio y, llegado el momento, los empresarios van a trasladar al Ejecutivo la necesidad de que la prorrogue para ayudar a contener los precios de la cesta de la compra en el segundo semestre.

Fuentes de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) confirman que pedirán al Gobierno la prórroga de la bajada del Impuesto sobre el Valor Añadido de los alimentos «al menos hasta final de año» e insistirán en demandar que se amplíe el listado de productos afectados para incorporar, por ejemplo, la carne o el pescado, considerados de primera necesidad. En paralelo, esperan que la situación de incertidumbre política no retrase aún más la tramitación del proyecto de ley que incluye la bajada del IVA del aceite de oliva al 0% pactada con Junts a cambio de su apoyo al decreto anticrisis el pasado mes de enero. De aprobarse en mayo, apenas restará en vigor durante un mes si el Gobierno no decide prorrogar las rebajas de impuestos a partir de julio.

Fuente: El Mundo

noticias destacadas
agenda

Fecha: 19/09/2024

Organiza: Oficina PATECO

Modalidad: Presencial

Busca en Pateco