Pesadilla logística antes de Navidad: la crisis de suministros alcanza al cartón y amenaza la temporada de compras

La escasez de suministros que se está viviendo en todo el mundo no solo no tiene visos de acabar pronto, sino que, además, está dejando claro que ninguna industria está a salvo. Fabricantes y minoristas ya avisan de que no cuentan con oferta suficiente para hacer frente a la demanda prevista para la gran temporada de compras, cuyo pistoletazo de salida lo dará el Black Friday el último jueves de noviembre. La cuestión es que, incluso si tuvieran stock suficiente, igual no podrían hacer llegar sus productos a los clientes debido a la escasez de cartón, elemento clave en la cadena de distribución en la que se basa el ecommerce.

Desde principios de años, los cuellos de botella en la cadena de suministros, el incremento del comercio electrónico, la escasez de trabajadores, los parones en los puertos y el aumento del precio de las materias primas, han provocado una progresiva disminución del stock de materiales de embalaje, según Business Insider. Así se lo comunicó a mediados de año International Paper, uno de los mayores proveedores de cartón para envases y cartón ondulado de EE.UU., a sus inversores, advirtiendo además de cuellos de botella en la cadena de suministro de cara al resto del año.

No obstante, se trata de una situación que no afecta a todas las empresas por igual. Allá por enero de este año, en previsión de un escenario como el actual, los gigantes del comercio minorista como Amazon hicieron acopio de cartón para satisfacer la demanda, dejando a las empresas más pequeñas sin existencias. Poco después, en febrero, el precio del cartón alcanzó un récord histórico, según el Índice de Precios al Productor y la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU.

Pesadilla logística antes de Navidad
Otra de las consecuencias de los enormes atascos en los puertos, la crisis de trabajadores y el incremento del precio de las materias primas, es el inicio prematuro de las rebajas del Black Friday, así como una versión reducida de las rebajas de mediados de temporada.

Mientras los expertos en la cadena de suministros animan a los clientes a realizar sus compras navideñas y de Acción de Gracias con antelación para asegurarse los artículos más demandados, los minoristas se enfrentan a unos stocks tan bajos que no tienen incentivos para ofrecer descuentos como los de antes. Una decisión que no tiene que repercutir negativamente en los beneficios, sino todo lo contrario, como han demostrado los almacenes Macy’s, según la CNN.

Otros, como Best Buy, la compañía especializada en productos electrónicos, han optado por esquivar la crisis de suministros apostando por las suscripciones. En concreto, la compañía ha lanzado un programa de 200 dólares al año con el que los consumidores se aseguran precios más bajos y acceso exclusivo a artículos difíciles de encontrar, una opción realmente atractiva para todo aquel que quiera recibir sus compras de Navidad a tiempo.

Fuente: El Economista

Busca en Pateco