Seis de cada diez pymes han subido sus precios por la inflación y esperan un estancamiento de las ventas

Un 15% asegura que la subida de costes pone en riesgo su viabilidad, según Cepyme

La subida de los precios oprime los márgenes de beneficio de las pequeñas y medianas empresas del país. Tanto, que un 60% admite ya que ha tenido que subir sus precios para contrarrestar o, al menos, compensar en parte, el encarecimiento de sus costes. Esta subida, no obstante, les penalizará en las ventas.

Así se desprende del barómetro publicado este lunes por Cepyme, la patronal de las firmas pequeñas y medianas, que refleja un panorama pesimista para estas compañías que representan al 99% del tejido productivo en el país.

Según los resultados, más del 94% de las empresas se están viendo afectadas por la inflación -un 62% de forma intensa-. Más del 70% de las empresas sufren una subida de precios de los suministros, de las materias primas que utilizan para operar, y un 29% en especial de la factura eléctrica. El IPC subió en marzo un 9,8% interanual, con una subida de los precios de la electricidad del 107,8% en comparación con el mismo mes del año anterior.

«La inflación está afectando de forma notable a las empresas, deteriorando sus márgenes empresariales y afectando su viabilidad. De hecho, más de la mitad de las empresas consultadas, el 56%, sufre una reducción de los márgenes de beneficios debido a la subida de los gastos», explica la patronal.

De ellas, el 69% afirma que se ha reducido notablemente su beneficio, mientras que el 31% dice que lo ha hecho de forma leve. Además, el 15% de las empresas encuestadas ve en riesgo su continuidad por este incremento de precios y el 16% afirma que se ve obligada a acceder a financiación adicional.

IPC marzo 2022

Algunas de las compañías que piensan que podrían acabar cerrando por la subida de costes lo hacen porque, por su modelo de negocio y la competitividad del mercado en el que operan, no pueden trasladar el aumento de costes a precios finales. En total, un 42% de las empresas no pueden hacerlo.

El 58% restante sí admite que está trasladando ya el incremento a precios, aunque esto «no siempre es suficiente para compensar el incremento de los costes ni para garantizar su viabilidad», avisa la organización que preside Gerardo Cuerva.

La pérdida de competitividad que provoca una subida de precios, unida a la incertidumbre económica en el país, lleva a un 61% de las empresas a esperar un estancamiento o incluso reducción de sus ventas. En concreto, un 40,4% cree que sus ventas se mantendrán sin mejoras, mientras que un 20% cree que bajarán.

SE ESPERAN MÁS SUBIDAS DE PRECIOS

Aunque cuatro de cada diez pymes todavía ha mantenido sus precios sin cambios, sí se plantean subirlos en los próximos meses. De hecho, según un informe publicado este mismo lunes por la consultora Grant Thornton, un 51% de las empresas medianas prevén subir los precios este año, cinco puntos más que la media de la UE y 18 puntos más que el año pasado. En 2021, sólo el 33% tenía previsto incrementar sus tarifas de venta.

«Se trata de una tendencia generalizada entre el grueso de los directivos nacionales. Sólo un 12% reconoce que cuenta con margen para reducir sus precios en los próximos meses», recoge la firma.

La preocupación por la escalada del precio de la energía en un contexto inflacionista aparece como el principal problema al que enfrentan los empresarios a corto plazo. Un 62% lo identifican ya como el principal limitador para hacer crecer su negocio durante el próximo año, «situando los niveles de preocupación en su cifra más alta de la última década». Un dato que supera incluso a la preocupación de la media en las empresas europeas (50%) y nivel global (56%).

Como solución al entorno desafiante, la mediana empresa española confía todavía en el mercado exterior. Un 44% de los directivos preguntados por Grant Thornton aseguran que aumentarán su nivel de exportaciones durante el presente año en búsqueda de nuevas vías de ingresos. Se trata de una cifra en línea con lo registrado en la primera mitad de 2021 y muy por encima de lo contabilizado hace ahora dos años, cuando sólo 3 de cada 10 empresarios confiaban en abrir fronteras para continuar creciendo.

Los empresarios españoles lo identifican como una de las principales palancas de la recuperación económica, manteniéndose en nivel similar que la media global (45%) y por encima de la media europea (38%).

Fuente: El Mundo

Contenido relacionado

Fecha: 29/11/2022

Organiza: Cámara Comercio de Valencia

Modalidad: Presencial

Busca en Pateco