Zara abrirá esta semana su gran ‘flagship’ en València en el Boulevard Austria

Zara ultima los preparativos para la puesta de largo de su macrotienda en el conocido Boulevard Austria de València. Las obras en el recinto avanzan a contrarreloj para tener todo listo para su gran inauguración. Una ‘flagship’ más que deseada no solo por el público valenciano, sino por muchos retailers que estaban a la espera para tomar posiciones en la plaza valenciana. Pero, finalmente, será este próximo viernes 2 de diciembre cuando abra sus puertas, después de cinco años de tramitación urbanística, según ha podido saber este diario.

Impulsado por la compañía Inditex junto al Grupo Ballester -propietario del enclave-, la nueva ‘megatienda’ contará con más de 5.000 metros cuadrados y concentrará toda la oferta de la firma en un mismo espacio. El local estará dotado con la última tecnología para lo que se han invertido más de 25 millones de euros. Además, según las previsiones de la compañía, la nueva tienda empleará a cerca de 90 personas, de las que 75 serán mujeres y 15 hombres.

El concepto de esta flagship replicará el modelo de otras megatiendas que recientemente ha abierto Zara en Battersea (Londres) y en Plaza de España (Madrid), y que ofrecen toda una experiencia digital a los clientes con robots para la recogida de los pedidos online. También, aúnan todas sus secciones tradicionales para caballero, mujer y niños, junto a nuevas líneas como la de cosmética.

Según consta en el proyecto presentado por Inditex al consistorio valenciano, y al que ha tenido acceso este diario, la ‘macrotienda’ repartirá sus áreas de venta por las tres plantas de las antiguas galerías comerciales, que estarán conectadas por dos escaleras mecánicas cruzadas, y dos ascensores de amplia capacidad.

Zara en Battersea (Londres)

El diseño propuesto está basado en plantas diáfanas y claras, con diferentes ambientes personalizados en función de lo que se expone. Para esta ocasión, «los límites perimetrales de la exposición serán curvos, de manera que cada una de las áreas se aprecie bien y con un solo golpe de vista de forma que se diferencie muy bien», indica Zara en el proyecto.

Silo para pedidos online

En concreto, en la planta sótano se ha proyectado la zona de caballero con una superficie de venta de 743,85 metros cuadrados a la que se accederá mediante los dos ascensores o las dos escaleras mecánicas que recorren las tres plantas del local. Habrá, además, una zona de atención al cliente.

En la planta baja se ubicará el área de mujer con la novedad para València de que se ofrecerá la línea de cosmética que arrancó hace unos meses la marca, pero que hasta el momento no había llegado a ninguna de las tiendas de la ciudad. Será, según el proyecto, un planta diáfana que ofrecerá, además, múltiples secciones personalizadas y dispondrá de un almacén silo-robot dotado de una consola que suministrará al cliente los pedidos online.

Imagen del silo para la recogida de pedidos online

Finalmente, en la primera altura también habrá una parte de la sección de mujer, junto a las de TRF -moda enfocada a un público más juvenil- y la zona de niños. En esta planta se alojarán las zonas de empleados, para vestuarios y office de descanso, así como los aseos para público.

Una larga travesía hasta la apertura

Lo cierto es que el proyecto ha vivido una larga travesía desde que en 2017 el consistorio valenciano diera el visto bueno a los planes de este gigante del retail en València y declarara esta iniciativa como «prioritaria». Pese a ello, no fue hasta el pasado mes de agosto cuanto finalmente vio la luz la licencia del Ayuntamiento de València para el aterrizaje de la macrotienda de Zara en el Boulevard Austria. Y, a partir, de ese momento los trabajos en el recinto no han cesado para llegar a una apertura que se ha demorado más de cinco años.

Ya en marzo de 2021 cuando se desbloqueó el proyecto, como adelantó este diario, porque uno de los técnicos municipales no había informado al respecto de la compatibilidad urbanística en todo ese tiempo. El principal escollo era si considerar el proyecto como una continuación del uso comercial que hasta el momento se ejercía en el recinto -como pedían los promotores-, o en cambio, atender el nuevo Zara como una actividad de nueva implantación, para lo que requeriría de un nuevo título habilitante, impedido por el actual planeamiento urbanístico.

Sin embargo, a finales de primavera de 2021 ya se empezaron a realizar actuaciones de menor envergadura: limpieza y vaciado del local y acondicionamiento del centro para empezar con las obras de reforma y rehabilitación. Unas intervenciones para las que la mercantil presentó una declaración responsable, de manera previa a obtener el permiso definitivo, que consiguió meses más tarde.

Con esta apertura, la firma de Inditex busca reorganizar su oferta en la ciudad y concentrarla en un mismo espacio. Una estrategia que está siguiendo en la mayoría de ciudades. Y no es el único grupo textil que lo está haciendo en los últimos tiempos tras el tirón del comercio online. De hecho, esta reestructuración empezó ya hace años con el cierre hace unos años de su centro de mayor tamaño hasta el momento en la calle Russafa. Ahora habrá que ver qué pasa con el resto de locales que Zara tiene en la ciudad, una de ellas, de hecho, en la misma calle que su nueva megatienda.

Fuente: Valencia Plaza

 

 

Contenido relacionado

Fecha: 23/02/2023

Organiza: Cámara Comercio de Valencia

Modalidad: Presencial

Busca en Pateco