NUEVO!!. Los retos que el comercio minorista valenciano deberá atender en el último trimestre de 2022

Los 60.000 comercios minoristas valencianos deberán afrontar en el último trimestre de 2022 un conjunto de retos derivados del contexto socioeconómico marcado por la inflación.

Los comercios deberán replantear su estrategia de negocio para hacer frente a la reducción del gasto familiar. Más de un 27% de las familias recortará el gasto en compras y casi un 9% cree que va a realizar renuncias importantes (40 dB. “Barómetro mensual (julio 2022)”.).

Los comercios de moda, los dedicados a productos del hogar (mobiliario, decoración, electrodomésticos, etc.) y los ubicados en centros comerciales pueden verse más afectados por los cambios en el presupuesto de los hogares.

 

El comercio de moda está entre los sectores más afectados por la contracción del gasto de las familias.

Los más de 13.600 comercios de moda de la Comunitat Valenciana pueden ver comprometida la campaña de vuelta al cole y las ventas en el último trimestre del año (periodo en el que concentran la mayor parte de sus ventas (INE). El 95% de las familias que han optado por recortar su gasto dejarán de comprar ropa o comprarán solo la imprescindible (40 dB. “Barómetro mensual (julio 2022)”).

 

El comercio de muebles, decoración, electrodomésticos, bricolaje y otros productos para el hogar pueden verse afectados por el reajuste del gasto de las familias.

Los 4.900 comercios valencianos especializados en la venta de productos para el hogar pueden verse afectados por el reajuste de gasto de las familias.

Por una parte, se prevé una reducción de acceso al crédito para la adquisición de viviendas. Las previsiones del Banco de España apuntan a una disminución de préstamos para viviendas y el consumo durante el segundo semestre del año, lo que incidirá en una contracción del gasto en mobiliario, electrodomésticos y productos diversos para el hogar.

Por otra parte, la subida de tipos de interés encarecerá los préstamos al consumo y supondrá un freno a las ventas a plazos o financiadas en las que suelen apoyarse los negocios de este sector.

 

Los negocios minoristas ubicados en equipamientos comerciales pueden verse afectados por la decisión de los consumidores de salir menos.

Los 2.150 comercios minoristas ubicados en centros comerciales pueden ver afectada la afluencia de clientes a sus negocios en el último trimestre del año. Un 95% de las familias que ha decidido reajustar su gasto piensa salir menos a bares, cines, etc. (40 dB. “Barómetro mensual (julio 2022)”) , lo que puede repercutir en una disminución de afluencia a los centros comerciales donde se ubican estos negocios.

En la Comunitat Valenciana hay 62 centros comerciales, de los cuales el 75% dispone de oferta de restauración y el 40% dispone también de una oferta de ocio basada en cines y otros equipamientos de entretenimiento (boleras, salas de ocio de niños, etc.) que pueden acusar la menor propensión a consumir fuera del hogar de los consumidores.

 

Retos del comercio minorista en el tercer trimestre del año

Los comercios tendrán que revisar sus estrategias para hacer frente a los reajustes de gasto de los consumidores. Casi un 90% de las familias cuya intención es ajustar el gasto se plantea reducir el ticket medio de su cesta de la compra (40 dB. “Barómetro mensual (julio 2022)”) y estas decisiones implicarán, entre otros aspectos:

  • Incremento del consumo de marca del distribuidor.
  • Búsqueda de ofertas y promociones.
  • Cambios en la composición de la cesta de la compra mediante la sustitución de los productos más caros por otros más asequibles.
  • Reducción del gasto efectuado en cada compra (ticket medio) e incremento de la frecuencia de compra.
  • Aplazamiento de la compra de productos no esenciales para el día a día.

Estos cambios que afectarán al comercio minorista en los próximos meses requiere una revisión de su estrategia de negocio. Algunas de las estrategias que se están planteando para responder a esta situación son:

  • Reorganizar y reducir el stock en tienda.
  • Aplicar medidas de reducción de consumo energético.
  • Realizar métricas (KPI’s). La importancia de seguir la información de los cambios que se están produciendo en los clientes habituales para dar respuesta a sus nuevas necesidades (seguimiento de las frecuencias de compra, de los tickets medios, de los productos que más se demandan y los que se dejan de demandar, etc.)
  • Realizar ofertas y/o promociones personalizadas a partir del análisis de datos de hábitos de los clientes.
  • Intensificar la proximidad. Tratar de incrementar la relación con el cliente, mejorar el trato humano.
  • Aplicar nuevas formas de pago que aporten facilidad a los clientes.
  • Intensificar los servicios a través de la segmentación de los clientes para añadir valor al producto que se adquiere.

Te puede interesar

Busca en Pateco