Adiós a Zara en Santa Clara a la espera de definir el nuevo uso del edificio

Castelló se queda sin su mítica tienda de Zara en la plaza Santa Clara. Como ya se sabía desde hace semanas, Inditex bajó este jueves la persiana del local para la venta al público tras más de 30 años de actividad. Solo por unos días (hasta el 31 de enero) el establecimiento seguirá abierto para la recogida de pedidos realizados a través de la web.

Además, durante ese tiempo, los empleados aprovecharán para vaciar el interior y dejar completamente diáfanas las distintas plantas del edificio. El cierre definitivo se producirá a partir del 1 de febrero, día en que el inmueble permanecerá ya con el candado puesto, con la consiguiente incertidumbre para los negocios del entorno.

Inquietud sobre las consecuencias del cierre

Hasta los propios empresarios de las tascas mostraron meses atrás, tras conocerse la noticia, su preocupación por los efectos del adiós de Zara. No en vano, la tienda servía de reclamo para hacer compras en el centro, lo que de alguna manera beneficiaba a otros sectores, como el hostelero.

El recelo sobre el futuro del inmueble todavía es mayor ante el hermetismo del gigante textil respecto a sus nuevos planes. Únicamente ha trascendido, como así han venido señalando tanto la alcaldesa, Begoña Carrasco, como el portavoz municipal, Vicent Sales, en sus distintas comparecencias públicas, que la voluntad pasa por reactivar el edificio lo antes posible.

«Esperamos que no se quede vacío. Así se lo hemos pedimos a la propietaria. Imaginamos que por puro interés empresarial seguirá abierto. Desde este gobierno siempre promoveremos acciones que vayan encaminadas a incentivar las compras en el centro», manifestó la primera munícipe este martes.

Buque insignia del comercio desde hace más de 30 años

El cierre del Zara en la plaza Santa Clara se ha materializado después de pactar con los 33 empleados su reubicación. La inmensa mayoría continuará trabajando para Inditex en el Centro Comercial Salera, así como en los locales que tiene la cadena en València. Unos pocos no seguirán al haber rechazado las alternativas propuestas por la empresa, según fuentes de la negociación.

El gigante textil se instaló en el centro de Castelló en 1992. En los antiguos almacenes Lemon, abrió un establecimiento que con el paso del tiempo se convirtió en el buque insignia del comercio. Sin embargo, hace unos meses, en octubre de 2023, el grupo anunció la bajada de la persiana dentro de su proceso de reestructuración.

Fuente: Castellon Plaza

noticias destacadas
agenda

Fecha: 13/03/2024

Organiza: Cámara Comercio de Castellón

Modalidad: Webinar

Busca en Pateco