¿Cómo está afectando la inflación al consumidor?

La coyuntura económica actual, marcada por una inflación disparada, la crisis energética y la invasión de Ucrania, está provocando un cambio de tendencia en los hábitos de consumo. Solo el pasado mes de febrero el IPC en la Comunitat Valenciana subió un 6% respecto a un año antes y la tasa intermensual aumentó en un 0,9%, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Unas subidas que han llevado a la mayoría de consumidores a ser más precavidos en sus compras, reducir caprichos y comparar más los precios de los artículos para sobrellevar su economía doméstica.

Aunque, por el momento, no ha habido una contracción sustantiva del gasto, en estos últimos meses el consumidor ha empezado a ahorrar más minimizando el consumo ocasional, es decir, los capricho y el ocio con compras «más reflexivas y menos compulsivas». Estas son solo algunas de las conclusiones  que se desprenden del primer estudio de ‘El consumidor de la Comunitat Valenciana: hábitos y comportamiento de compra ante el escenario 2023’, impulsado por el Club de Marketing del Mediterráneo y Coto Consulting.

Un documento elaborado a partir de una encuesta a 400 personas para conocer los posibles cambios en los hábitos de consumo en la región ante el escenario de 2023. Y sus los efectos de la situación son evidentes: el 47,8% de los consumidores ya ha empezado a comparar más, mientras que el 39,3% se ha replanteado o dudado en comprar en varias ocasiones, y el 37,3% ha aplazado la compra de los productos que no son imprescindibles. Por su parte, el 31% ha empezado a hacer listas de compra o tiene un presupuesto de gasto.

Pero, además, también la mayoría de familias han decidido asumir medidas de ahorro este año para moderar el consumo. Así lo afirma el 96,9% de los encuestados, que apuntan a una reducción de los caprichos y el ocio y buscan la reutilización de los productos que ya disponen como fórmulas para gastar menor. En concreto, el 53,3% de los consumidores señala que no gastará en antojos, el 40,5% compara más ahora antes de comprar y el 39,8% asegura que reducirá el ocio en general.

Por su parte, el 37,8% afirma que reutilizará lo que se pueda y el 16% está dispuesto incluso a renunciar a las vacaciones. En cambio, solo el 1,8% dice que no tomará medidas y mantendrá el gasto «como hasta ahora» y únicamente el 1,3% considera que gastará aún más este 2023.

Por categorías, el estudio revela que las compras del día a día como son alimentación, cuidado personal, moda o deporte se mantendrán con el mismo nivel de gasto que en 2022. Eso es lo que afirman la mayoría de consumidores, mientras que se reducirá en restauración, viajes, ocio o tecnología. Los más jóvenes (Gen Z) son los que más ganas tienen de disfrutar del ocio y viajar, por eso esperan aumentar su gasto en esas categorías (23,9%).

Y es que los consumidores de la región mediterránea se muestran mucho más pesimistas con lo que no pueden controlar, que es principalmente la evolución de la situación económica a nivel nacional y global. Sin embargo, se muestran optimistas con su propia economía, ya que el 41,5% espera mantenerse igual y el 16,5% mejorar. Los que creen que su capacidad empeorará señalan, como principal motivo, el encarecimiento de los suministros (47%).

Decisiones de compra

En cuanto al proceso de toma de decisiones, la mayoría admite que la rapidez sigue prevaleciendo pese al contexto de incertidumbre en la compra de los productos más habituales: el 69,8% realiza la compra tras la búsqueda de un producto o servicio, o bien unas pocas horas después. Por su parte, el precio se consolida como el principal atributo de elección en el proceso de compra, por encima de la sostenibilidad (en el 74% de las respuestas) y de la marca y sus valores (en el 58% de los casos).

Respecto al momento del año cuando se realizan más compras, la Navidad sigue siendo el mayor momento de gasto para los consumidores de la Comunitat Valenciana (un 25,5%), seguido por las compras que se realizan el resto del año (22,9%), las rebajas (17,7%) y el ‘Black Friday’ (13,6%). Sobre estas últimas campañas la mayoría de encuestados considera que no tienen tanto impacto debido a las continuas promociones y descuentos que se producen a lo largo del año.

Canales de venta

Pese a que en los últimos tiempos el canal online ha cogido carrerilla y son varios los que ya utilizan este método para hacer sus compras, la tienda física sigue liderando la preferencia de los clientes. No obstante, la omnicanalidad se impone en la fase de búsqueda del producto, aunque la tienda física domina la fase de compra. Así lo afirma el 45,8% de los encuestados frente al 15,8% que prefiere el canal online. Eso sí, los más jóvenes son los más digitales y, por lo tanto, a menor edad adquiere más peso la búsqueda y/o compra online.

Sobre los principales motivos que llevan a los consumidores a decantarse por las compras online, los encuestados destacan la flexibilidad (sin desplazamientos, sin horarios…), la amplitud de surtido y el precio. En cambio, entre los valores que realzan de las tiendas físicas se destaca el hecho de tocar, ver y seleccionar el producto, la disponibilidad inmediata del mismo o que el propio consumidor pueda elegir el producto que va a comprar.

Fuente: Valencia Plaza

noticias destacadas
agenda

Fecha: 29/02/2024

Organiza: Cámara Comercio de Valencia

Modalidad: Presencial

Busca en Pateco