Comprar lo de siempre como nunca: Cistella lleva hasta tu puerta el comercio local de Castelló

Sí, puedes comprar en tu panadería del barrio o en tu puesto de confianza del Mercado Central de Castelló sin moverte del sofá y desde la misma plataforma web. No, no es Glovo. Es Cistella, y es más sostenible y desarrollado por talento local.

Cistella es una plataforma de ecommerce que reúne a más de 135 pequeños comercios de Castelló con una oferta de 12.000 productos que van desde flaons a ropa, pescado fresco, pan, o productos de farmacia. Este marketplace permite hacer la compra online y recibirla en la puerta de casa en 24 horas por 1,21 euros el envío. La plataforma ofrece servicio no solo en la capital de la Plana sino que los envíos llegan hasta Borriol, Vila-real, Benicàssim y Almassora.

Detrás de esta iniciativa emprendedora se encuentra la startup Le Furriel Agencia de Proyectos y Comunicaciones, una empresa con capital 100% castellonense que decidió lanzar esta propuesta a principios de 2021 para intentar dar respuesta a la necesidad del pequeño comercio de digitalizarse. La plataforma cuenta con el respaldo del Ayuntamiento de Castelló a través de la concejalía de comercio.

Más que un simple directorio de empresas

Desde Cistella explican que la base del éxito de su modelo de negocio se basa en ofrecer formación y mentorización a los comerciantes. «Somos como una consultora, vamos a visitar los comercios, analizamos las posibilidades de sus productos, hacemos la sesión de fotos, les aconsejamos sobre redes sociales y les acompañamos en el proceso de digitalizarse», relatan.  Además, los comerciantes disponen de un plazo de 3 meses de prueba gratuitos.

Pepe Miró, de la Panadería Miró, afirma que «Cistella era necesaria. Es interesante y necesario digitalizar el comercio local para poder llegar a diferentes barrios, localidades y públicos que no nos conocen personalmente». Martina Barberá regenta la farmacia Barberá y también coincide en la idea de que Cistella les ha permitido darse a conocer en otras poblaciones. «Además tiene un coste muy bajo para el comerciante», opina Barberá.

Desde la Formatgeria Federico Roig, su dueño resalta uno de los aspectos clave de esta iniciativa, «nos permite incentivar al público joven, que es probablemente al que más le cuesta acercarse al comercio local. Es una manera rápida, eficaz y sencilla», asegura.

Tecnología propia y apuesta por la sostenibilidad

Uno de los puntos diferenciadores de este marketplace es que cuentan con tecnología propia, una plataforma informática desarrollada adhoc para este proyecto. «Nuestra tecnología es uno de nuestros mayores valores», aseguran.

Otro de los activos de Cistella es sin duda su apuesta por la sostenibilidad, ya que todos los vehículos con los que se realiza el reparto son 0 emisiones con bolsas de papel o ecológicas. Esto significa que se mantiene la razón de ser del comercio local, proximidad y producto km 0.

Versión 2.0

Cistella, que surgió hace 9 meses en plena pandemia, ha lanzado su versión 2.0 que aporta nuevas funcionalidades como poder elegir la forma de pago. Así, se puede pagar en la web o app mediante pago con tarjeta o bizum, o a la entrega del pedido en el domicilio con tarjeta de crédito o efectivo.

Esta startup se encuentra inmersa en varios programas de mentorización de emprendedores como el programa de aceleración de CEEI Castellón Llamp 3 o el programa de emprendimiento sostenible Ames de la Generalitat Valenciana. Desde Le Furriel se marcan como próximo objetivo en 2022 escalar el proyecto a toda la Plana y estudiar su ampliación a toda la provincia en 2023.

Entre sus previsiones a medio plazo está alcanzar un volumen de un millón de euros en ventas al cierre de 2022 y ampliar servicios como ofrecer no solo productos materiales sino experiencias.

Fuente: Castellón Plaza

Busca en Pateco