La caída del consumo va a seguir afectando al comercio en los próximos meses, vaticina el presidente de la CEC

Rafael Torres, presidente de la Confederación Española de Comercio, afirmó a este medio que “el sector se verá afectado por la caída del consumo en los próximos meses”.

Madrid acogió ayer el VII Congreso del Comercio en España, donde los representantes de diferentes instituciones se citaron para poner de manifiesto el contexto complicado para todos los sectores de España, pero especialmente para los pequeños comerciantes. En este encuentro, Rafael Torres, presidente de la Confederación Española de Comercio, afirmó a este medio que temen “porque el sector se vea afectado por la caída del consumo en los próximos meses” y destacó que ya se está produciendo “una disminución de las ventas» en el sector.

En el acto, Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, animó a los pequeños comerciantes a combatir “la falta de personal cualificado”  y destacó el papel de la CEC en el trabajo por encontrar “la unión entre el pequeño y el gran comercio”.

El presidente de la CEC adelanta que esperan una caída del consumo en los próximos meses

Según Rafael Torres, Presidente de la CEC, la asociación teme «una caída del consumo en los próximos meses» y que este problema «siga afectando al comercio negativamente” como lo ha hecho desde el inicio de este año. En ese sentido, “el consumo privado de las familias lleva ya varios trimestres reduciéndose», si bien “lo hace disfrazado del crecimiento de la inflación y los precios”. A pesar de los datos de aumento de ventas en el sector arrojados por el INE, no son tales si se consulta a los sectores del pequeño comercio, cuyas cuentas de explotación reflejan “más facturación pero menor venta”.

Lógicamente, los comercios se verán afectados por todo lo que atañe al bolsillo de los consumidores. Según explicó el Presidente de la CEC, la forma en que el consumidor compra está cambiando fuertemente “debido a la disminución en la capacidad de gasto”. A este respecto, Torres valoró las dificultades de los bolsillos familiares, que tienen que pagar por “precios más altos”, afrontando los tipos de interés actuales del 4,5%, y “sin perspectiva de que bajen hasta verano de 2024”, fecha en la que, en cualquier caso, se espera que “se estabilicen entre el 2% y el 3%”. Además, durante el año ha notado en los consumidores que se ha producido “un aumento de solicitudes de créditos y de utilización de tarjetas Visa para realizar compras”, añadió Torres.

El efecto de la inflación “disfraza las cifras”, lo que lleva a pensar “que se está exportando más y se está vendiendo más”. Sin embargo, la rentabilidad de los negocios, “debido a la subida de los costes y el estrechamiento de los márgenes” no es en realidad “lo que podría parecer a nivel macroeconómico”. Es cierto que el PIB está creciendo, pero “el comercio, en general, y el pequeño comercio, en particular, no ha recuperado las cifras prepandemia”, apuntó Torres, destacando el gasto público como uno de los factores que más han empujado su crecimiento.

Los últimos estudios del Banco de España y del IDEF advierten “de una caída a nivel de todas las variables: del PIB, del consumo, de la inversión y de la venta de vivienda», más indicadores de que el consumo está retraído. Con estas premisas, Torres lamentó que “no esperan una campaña de Navidad muy dinámica”.

En cuanto a los costes que sufre el comercio, Torres afirmó que “se ha encarecido todo”, perjudicando especialmente al pequeño comercio, “que tiene menos capacidad de compra por los volúmenes” y que se ve abocado a “estrechar márgenes para poder competir con los precios”. Si a esto se une la subida de costes laborales debida a los salarios, el encarecimiento de la materia prima, la subida de la luz y de los alquileres, cuya renovación “se estima por encima del 10%”, son gastos “difícilmente soportables con los márgenes del pequeño comercio”.  Estos datos, unidos a que el escenario de compra para los consumidores “no es el más idóneo”, deja una perspectiva complicada para los próximos meses.

Garamendi anima a los comercios a encontrar soluciones para la falta de personal cualificado

En lo referente a los cambios profundos que están sucediendo en el sector, Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, que presidió la apertura del acto, trajo a colación las palabras de la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, afirmando que la solución a la falta de personal cualificado que azota el comercio “está en las organizaciones empresariales”ya que son ellas “las que conocen cuáles son sus necesidades”. Garamendi subrayó la importancia que tiene solucionar este problema en el sector del comercio especialmente, y que la “falta de personas” frente a “los tres millones de parados que hay en España, es una idea sobre la que reflexionar”.

En el contexto económico actual, con una inflación anual estimada del IPC en septiembre de 2023 del 3,5% y una “inflación de costes”, Garamendi reconoció el esfuerzo de los pequeños comerciantes. En particular, los costes laborales durante el segundo trimestre del año crecieron un 6,5%, registrando el mayor crecimiento para ese trimestre desde 2020, después de un incremento previo del 4,4% entre enero y marzo.

Entre las principales causas de este alza en los costes laborales, como ya adelantó este medio, se encuentra, precisamente, la escasez de determinados perfiles profesionales, añadido a la subida de las cotizaciones sociales, la del SMI o la entrada en vigor del Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI).

En ese sentido, el Presidente de la CEOE reafirmó el apoyo “al pequeño comercio y la defensa de sus intereses”. Un sector que tiene un papel fundamental en el país, “donde equivale al 13% del PIB” y del que el comercio minorista representa el 5%. Este sector, con 1,8 millones de empleados, es una pieza clave a nivel nacional, algo que se demostró en “el período de pandemia”. 

Fuente: www.autonomosyemprendedor.es

noticias destacadas
agenda

Fecha: 14/05/2024

Organiza: Cámara Comercio de Castellón

Modalidad: Presencial

Busca en Pateco