La inteligencia artificial es una tecnología asequible que da mucho juego al comercio

La inteligencia artificial ya está permeando en todos los sectores y el comercio urbano es uno de ellos. El tecnólogo Javier Reyes ha presentado el proyecto VitorIA-Motor de Encuentro, una experiencia piloto para mostrar cómo implementarla en el sector del retail y el ocio.

Ha presentado el proyecto VitorIA como una iniciativa disruptiva en el ámbito de las ‘smart cities’, ¿qué es exactamente?

De momento es un prototipo que tiene que ver con una base de conocimiento, en este caso sobre la ciudad y con un itinerario guionizado por ese conocimiento. El formato sería un código QR que se escanea y te lleva a una web, pero no es necesario instalar nada.

¿Es un prototipo viable?

Desde luego. Y más en una ciudad avanzada, lo imagino perfectamente. A través de esta herramienta se puede gestionar una reserva en un restaurante, contratar una visita guiada y hacer una ruta por determinados comercios. De hecho, la hemos llamado Motor de Encuentro porque trata de sustituir la idea de estar buscando algo con la idea de propiciarlo, y esto es especialmente interesante en el contexto del comercio local. Se trata de poder encontrar cosas en una ciudad que no necesariamente estás buscando.

¿Es la puerta para que el comercio entienda que la IA es más una oportunidad que una amenaza?

Totalmente y más en este sector. Primero porque es una de las tecnologías más asequibles ya que hemos llegado a un punto de inflexión en el cual el lenguaje con las máquinas es el nuestro. Y además es una tecnología irrecusable, es imposible que no suceda, entonces conocerla lo antes posible es la mejor opción porque puede dar muchísimo juego también al comercio.

Costó adaptarse a la multicanalidad y ahora el comercio debe aplicar la IA. ¿Es factible?

Suena muy abstruso y es todo lo contrario. La IA está pensada para comunicarse en tu propio idioma. Esta herramienta es una aplicación que utiliza modelos generativos de IA para articular una experiencia conversacional en la que te facilita información útil, te ayuda con proyectos que requerirían una cierta logística y todas estas interacciones las haces de manera totalmente intuitiva. No tienes que aprender a programar, ni utilizar una herramienta informática.

VitorIA está pensada para esta ciudad en concreto. ¿Qué otras ideas creativas utilizan la inteligencia artificial?

Por ejemplo, hacer nóminas con IA. ¿Qué beneficio puede haber? Hay que tener en cuenta que, a lo mejor, para la implantación de un sistema de nóminas en un cliente grande se tardan 2 años. Con la IA se puede consigue que desde el primer día la empresa y el proveedor del software de ese sistema de nóminas se entiendan, es un lenguaje natural. Tiene aplicaciones en todo.

¿Se va demasiado rápido? Hay voces críticas que piden desacelerar esta carrera.

Hay algo de postureo en eso. Es una manera de intentar poner una barrera a los demás mientras tú estás en el comité que va a tomar todas las decisiones, en las que ya te has posicionado. No nos fiamos entre nosotros. Que yo diga sí voy a apagar la IA, pero en secreto la seguiré utilizando para tener una ventaja sobre ti. Es la realidad. El progreso es muy difícil de detener y es mejor controlarlo, regularlo, pero pararlo es imposible.

¿Qué diagnóstico hace de la IA en España?

En España tenemos algo muy importante que es creatividad y la IA se beneficia especialmente de ella. Es una tecnología imprecisa en sus contornos y la idea es determinante, cuando tradicionalmente lo era la ejecución. Las buenas ideas pasan a ser la divisa porque el hacerlo no es tan complicado ya.

¿Se va a destruir empleo?

Todavía es prematuro, pero sí tiene ese riesgo. Lo que hay que hacer es incorporarlo a tu trabajo para ser más productivo. Se volverá más prescindible quien decida ignorarla. Hay muchas tareas que son de carácter repetitivo que se verán muy simplificadas gracias a la IA.

¿Pero, no cree que la mediación humana es la base del comercio?

Totalmente. Cuando se analiza el impacto sobre el empleo se tiene en cuenta un parámetro: cómo de útil es el contacto humano para desarrollar ese trabajo. Si eres parte del valor añadido, las posibilidades de automatización de esa labor son mucho menores.

¿Es caro incorporar la IA a los negocios?

Depende. El hacer un uso individual de la IA para mejorar tu productividad en tu puesto de trabajo es muy sencillo y muy barato. Casi todas las herramientas van a acabar incorporándola. Y las que son de carácter general son muy asequibles. Otra cosa es a qué escala la quieres incorporar en un proceso mayor, pero ya están surgiendo muchos modelos de IA de código abierto.

Fuente: Expansion

noticias destacadas
agenda

Fecha: 13/03/2024

Organiza: Cámara Comercio de Castellón

Modalidad: Webinar

Busca en Pateco