Situación general y perspectivas del comercio minorista

El sector del comercio minorista atraviesa un periodo de transformación y desafíos. El Observatorio de Competitividad Empresarial, publicado por la Cámara de Comercio de España, ofrece una visión exhaustiva de las tendencias actuales, problemas y expectativas futuras de este sector, que representa una parte significativa de la actividad económica y el empleo en España.

El sector del comercio minorista se encuentra en un punto de inflexión, enfrentando desafíos económicos significativos mientras busca adaptarse a un entorno cambiante. Las empresas están tomando medidas para mitigar estos problemas, como la digitalización y la búsqueda de apoyo financiero.

Sin embargo, la necesidad de una reducción en la presión fiscal destaca como una demanda común y crucial para la recuperación y el crecimiento sostenible del sector. La diversidad de problemas y respuestas según el tamaño de la empresa subraya la complejidad del sector y la necesidad de soluciones diferenciadas que consideren estas variaciones. La adaptabilidad y la innovación serán claves para el éxito futuro del comercio minorista.

Los desafíos actuales del comercio minorista

El incremento de los precios se ha convertido en el principal desafío para las empresas del comercio minorista. Según los datos, un abrumador 72.8% de estas empresas consideran que el aumento de los precios es una de las principales dificultades a las que se enfrentan. Este porcentaje supera ampliamente otras categorías de problemas, reflejando cómo la inflación y los cambios en la cadena de suministro afectan al sector.

Además del aumento de precios, las empresas se enfrentan a otros desafíos significativos. Las dificultades de abastecimiento debido a problemas con los proveedores afectan al 33.5% de las empresas, mientras que la baja demanda de productos y servicios preocupa al 31.5%. Estos problemas se ven agravados por otros factores, como la competencia de las ventas online y las ventas ambulantes ilegales, que representan un desafío adicional para muchas empresas.

Perspectivas económicas y empleo en el comercio minorista

Más de la mitad de las empresas del sector (51.8%) anticipan que su situación económica será menos favorable en los próximos doce meses. Esta percepción es especialmente marcada entre las empresas más pequeñas. El 32.8% de las empresas espera que su situación económica se mantenga estable, mientras que solo un 15.5% prevé una mejora en sus condiciones económicas.

A pesar de los desafíos económicos, la mayoría de las empresas del sector han logrado mantener sus niveles de empleo. Al finalizar el primer semestre de 2023, el 73.8% de las empresas mantuvo el mismo número de empleados, un 16.5% aumentó su plantilla y solo un 9.8% la redujo. Esto indica una cierta resiliencia en términos de empleo dentro del sector, a pesar de las dificultades económicas.

Respuestas y adaptaciones del sector

Frente a estos desafíos, un significativo 82% de las empresas del sector considera que la reducción de la presión fiscal sería beneficiosa para mejorar su situación a mediano plazo. Además, la digitalización ha cobrado impulso, con un 41.5% de las empresas acelerando este proceso desde la pandemia, una tendencia que podría ofrecer nuevas oportunidades y eficiencias.

Un 33% de las empresas del sector planea solicitar fondos del programa Next Generation EU. Este interés en buscar apoyo financiero es una respuesta clara a los retos actuales y una oportunidad para potenciar la recuperación y el crecimiento futuro del sector.

Análisis por tamaño de empresa

Las microempresas, con menos de 10 trabajadores, han sido las más afectadas en términos de facturación durante la primera mitad de 2023. Un 45.6% de estas empresas experimentó una reducción en sus ventas, en comparación con un 27.6% de empresas de tamaño medio (10-49 empleados) y un 19.4% de empresas más grandes (más de 49 empleados).

En contraste, las empresas más grandes han mostrado una tendencia más positiva en cuanto a ventas. Un 47.2% de las empresas con 50 o más empleados informaron un incremento en su facturación, indicando una capacidad superior para adaptarse a las condiciones del mercado.

El empleo en las empresas más pequeñas se ha mantenido relativamente estable, con un 87.9% manteniendo su número de empleados. En contraste, las empresas más grandes han mostrado una mayor variabilidad en sus niveles de empleo, con un 52.8% aumentando su plantilla y un 16.7% reduciéndola.

Diversidad de problemas según el tamaño de la empresa

Las microempresas han señalado la baja demanda y las dificultades de abastecimiento como problemas significativos. Además, enfrentan desafíos únicos como ventas ambulantes ilegales y ventas directas desde fábricas, que no afectan tanto a las empresas más grandes.

Las empresas más grandes destacan problemas como el nivel de cualificación de la plantilla y el absentismo laboral, desafíos menos relevantes para las microempresas

Fuente: Cinco Dias

noticias destacadas
agenda

Fecha: 13/03/2024

Organiza: Cámara Comercio de Castellón

Modalidad: Webinar

Busca en Pateco