Tasa ‘Amazon’: las empresas reducirán el impuesto si usan los comercios como punto de entrega

El Ayuntamiento de València, más en concreto la Concejalía de Hacienda dirigida por el socialista Borja Sanjuán, trabaja en una futura tasa que grave a las grandes distribuidoras encargadas de repartir en su mayoría los productos que venden online y se entregan a domicilio. Una denominada tasa ‘Amazon’ que viene descrita en una moción que será sometida a votación próximamente en el consistorio y que se basa en la afectación que tiene el crecimiento de este tipo de servicios respecto al incremento de tráfico en la ciudad, uso de los espacios públicos (carga y descarga, aumento de vehículos en circulación…) y en conjunto, una aportación negativa a la sostenibilidad medioambiental en el Cap i Casal, además de la competencia al comercio de proximidad.

Según ha podido saber este diario, uno de los aspectos que se estudian para incluirlo en la tasa es la posible bonificación del impuesto para las empresas de reparto si utilizan el pequeño comercio como punto de entrega. Una manera de que las distribuidoras puedan reducir la carga impositiva que, además, incluya en la ecuación a los establecimientos de proximidad.

Una idea que se dirige a incentivar fórmulas que permitan a las empresas ahorrarse una parte del impuesto y, al mismo tiempo, genere un ingreso extra al comercio local por hacer de receptor de los paquetes. ¿Cuál es el beneficio para la ciudad? Lógicamente, retirar de la circulación al máximo posible el número de vehículos que pasan el día de un lado a otro haciendo paradas individuales en cada uno de los domicilios donde deben hacer una entrega.

Es decir, si por ejemplo una empresa de distribución debe entregar una veintena de paquetes en una jornada, podría reducirlo a unos pocos puntos de entrega, lo que evitaría muchas horas de tránsito de ese vehículo por el corazón de València. Así, a juicio de los impulsores de la medida, esta podría ser la vía perfecta para que las empresas pudieran rebajar el pago del impuesto, el tiempo del servicio y también el coste del combustible, mientras que el comercio local accedería a un ingreso extra que saldría de las distribuidoras. Todo ello tan sólo con un «pequeño esfuerzo del ciudadano», señalan fuentes de la concejalía, de ir a recoger su paquete en un comercio de proximidad.

El plan todavía está madurándose. Por lo pronto, tal y como recoge la moción presentada, se ha encargado solicitar ofertas a la Universidad Politécnica de València (UPV), a la Universitat de València (UV) y a la consultoría Tirant Lo Blanch para, a través de un contrato de carácter menor, realizar un estudio de investigación que comprenda el correspondiente informe técnico-económica, así como de una memoria justificativa y la propuesta de Ordenanza Fiscal, con la finalidad de establecer la citada tasa por «aprovechamiento especial del dominio público derivado de la distribución a destinos finales indicados por los consumidores de bienes adquiridos por comercio electrónico».

En este sentido, tal y como informó el diario Levante-EMV y confirmó este diario, el objetivo de la concejalía es que esta medida pudiera ponerse en marcha a finales de este año, siempre que el bloque progresista formado por Compromís y el PSPV-PSOE continúe al frente del Ayuntamiento de València. Además, la idea es que sólo se vean afectadas por esta tasa ‘Amazon’ las grandes empresas: sobre esto, se viene observando el ejemplo de Barcelona, donde ya está en marcha este impuesto e incide en las compañías que facturan más de un millón de euros como son Amazon, Seur o DHL, entre otras.

«Distribución masiva de mercancías sin ningún retorno ciudadano»

A la hora de justificar esta medida, en la moción presentada se pone el acento en el crecimiento del comercio electrónico «propiciado por las grandes operadoras especializadas» en los últimos años, que ha tenido un «fuerte impacto» en la actividad económica de la ciudad de València y un «incremento del tráfico rodado con un alto porcentaje de ocupación del dominio público local». Una circunstancia, incide el texto, que sufrió una importante aceleración con la pandemia de covid-19.

Así, desde la Concejalía de Hacienda consideran que el mencionado uso del dominio público genera «congestiones» de tráfico, «más contaminación» y «distorsiona la competencia con el comercio de proximidad». Unas circunstancias que chocan, según se subraya en la moción, con las medidas que se vienen adoptando desde el consistorio dirigidas precisamente a «incrementar los espacios libres de tráfico, apostar por los carriles bici y favorecer los desplazamientos a pie de la ciudadanía y de los visitantes».

De esta manera, desde el texto se incide además que este «aprovechamiento» del espacio público mediante la «distribución masiva de mercancías» que además proceden de puntos de origen externos a València «se realiza sin ningún tipo de retorno ciudadano», dado que los operadores obtienen unos beneficios económicos que en muchos casos «no están gravados por la hacienda municipal» -porque sus sedes no están en la capital-, lo que supone una «clara ventaja respecto a los comerciantes y vecinos de la ciudad que sí que contribuyen al gasto público a través de sus tributos».

Fuente: Valencia Plaza

noticias destacadas
agenda

Fecha: 13/03/2024

Organiza: Cámara Comercio de Castellón

Modalidad: Webinar

Busca en Pateco